30 octubre 2006

Indicios de culpabilidad

El 1 de marzo de 2004 la OTAN publicó una nota de prensa en la que anunciaba el comienzo el día 4 del CMX 2004, un ejercicio de simulación en el que participaron los 19 países aliados y, por primera vez, los siete candidatos de la Europa del Este que preparan su adhesión a la OTAN. El ejercicio finalizó la noche del 10 de marzo, es decir, pocas horas antes del 11-M, y su contenido permanece secreto, aunque algunas fuentes aseguraron al díario El Mundo que consistía en un atentado de la rama saudí de Al Qaeda contra una central química holandesa, causando (como en Madrid) unos 200 muertos. Al frente del ejercicio se situó el secretario general de la Alianza, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, quien curiosamente había visitado nuestro país el 26 de febrero de 2004, es decir, tan sólo unos pocos días antes.

De manera similar, el 11-S en Estados Unidos también coincidió con una serie de ejercicios de simulación que quizá lograron facilitar los atentados. Por ejemplo, el ejercicio militar Global Guardian, que tenía como escenario un ataque nuclear a Estados Unidos por parte de Rusia, movilizó a cientos de militares y a varias agencias gubernamentales en esos días. Por otro lado, parte del personal más calificado para responder a los ataques, el grupo mixto de intervención antiterrorista FBI/CIA, estaba participando el 11 de septiembre en un ejercicio de entrenamiento en California, es decir, al otro extremo del país. Quizá sea más grave el hecho de que las dos terceras partes de los aviones que componen el 27th Fighter Squadron (uno de los encargados de proteger las zonas de NuevaYork y Washington) habían sido enviadas a Turquía e Islandia.

En lo que respecta a Londres, el mismo 7-J por la mañana tuvo lugar un ejercicio en el que se tomaba como escenario un atentado con bombas contra varios trenes de la red de metro londinense, es decir, justo lo que aconteció en realidad y en esos mismos momentos. De este hecho tenemos conocimiento gracias a las declaraciones que realizó a la BBC esa misma tarde el señor Peter Power, ex oficial de Scotland Yard y director de la empresa privada Visor Consultants, creadora del misterioso ejercicio encargado a su vez por otra empresa cuyo nombre Power no quiso facilitar.

Pero esta no es la única similitud que guarda el 11-M con otros atentados. Al igual que en el 7-J, el 11 de marzo consistió en un atentado múltiple contra varios trenes: de Cercanías en el caso de Madrid, de Metro en el caso de Londres. El atentado de Bombay el 11 de julio de 2006 (11-J) fue aún más parecido a nuestro 11-M: siete bombas explosionadas simultáneamente en otros tantos trenes públicos y que causaron 200 muertos. Aunque en un principio se acusó a Al Qaeda de la masacre, las investigaciones de la policía india concluyeron que los atentados fueron planeados y ejecutados en realidad por los servicios de inteligencia paquistaníes, del mismo modo que la policía indonesia acusa al Mossad israelí de la autoría del atentado de Bali.

También resultan parecidas las pruebas que apuntan a Al Qaeda en todos estos atentados: en el 11-S se descubrió un Corán y un manual de vuelo en un coche abandonado en el aeropuerto de Boston, mientras que en el 11-M se descubrió un casette con versos coránicos dentro de una furgoneta Renault Kangoo aparcada al lado de la estación de cercanías de Alcalá.

Otra similitud más radica en los movimientos financieros que antecedieron a los atentados.En los días previos al 11-S, se produjeron una serie de extrañas transacciones en la bolsa de Nueva York que indicaban que alguien estaba apostando a que en breve caería el valor de las principales aerolíneas y aseguradoras estadounidenses, como así sucedió tras los atentados de Nueva York y Washington. Del mismo modo, el 8 de marzo de 2004 se empezó a registrar en las principales bolsas europeas una brusca caída, sin razón aparente, de determinados valores (aerolíneas, aseguradoras y empresas hoteleras) que tras el 11-M caerían aún más. Por el contrario, se registró un incremento del valor de las empresas de seguridad y de las petroleras, es decir, de los valores que es previsible que aumenten tras un atentado de estas características, como también es previsible que caigan los valores mencionados anteriormente: las compañías de seguros y las relacionadas con el turismo.

Pero hay detalles que rodean el 11-M aún más curiosos, como el hecho de que el satélite estadounidense Ikonos fotografiase la estación de Atocha y sus alrededores el 23 de agosto de 2003. Dicho satélite está dotado de sistemas desarrollados por la empresa Lockheed Martin, el primer contratista del Pentágono, mientras que la gestión de las imágenes así como el servicio a los clientes y el proceso digital de tratamiento de las fotografías recayó en Raytheon, otra empresa de armamento con numerosos lazos con la CIA. Otro satélite estadounidense, el Quickbird, también realizó numerosas fotografías en primer plano a la estación de Atocha el 8 de febrero de 2002, en una de las cuales se observa perfectamente el trazado de la línea C-1 en la que tuvieron lugar los atentados. Las imágenes permanecieron en secreto hasta pocas horas después de los atentados.

Por otro lado, la masacre del 11-M se produce en un momento (finales de febrero y principios de marzo) en el que había un impresionante despliegue antiterrorista en Madrid y en todo el territorio español. Miles de agentes habían sido movilizados por el Ministerio del Interior supuestamente para evitar la comisión de un atentado en plena campaña electoral. Con motivo del intento de atentado en la estación de Chamartín por parte de ETA en la nochebuena de 2003, el Gobierno español anunció poco días antes del 11-M que las estaciones de ferrocarril y los trenes iban a ser objeto de una especial vigilancia.

Es decir, el 11-M se prepara y se ejecuta al mismo tiempo que Madrid se convertía en la capital europea más vigilada y mientras la OTAN llevaba a cabo el ejercicio CMX 2004 en varias capitales europeas, incluída la española (el ejercicio contó con la participación de personal de Presidencia del Gobierno, del Ministerio de Defensa y del CNI). Así pues, resulta bastante difícil creer que en estas condiciones pueda cometerse un atentado de la naturaleza del 11-M, sobre todo por parte de una banda compuesta por confidentes policiales o traficantes de hachís controlados por la Policía y la Guardia Civil.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el atentado también se produce mientras la CIA mantiene una intensísima actividad en toda Europa y especialmente en España. Debemos recordar que el Convenio de Defensa bilateral suscrito entre España y Estados Unidos (modificado en 2002 por el Gobierno de Aznar) permitía que los servicios de espionaje y las unidades militares estadounidenses pudiesen operar con total impunidad en el territorio español, sin delimitar su actividad en términos legales. Todo lo cual entra en relación con los famosos vuelos secretos de la CIA, uno de los cuales aterrizó el 9 de marzo en Palma de Mallorca procedente de Libia y despegó apresuradamente el día 12 (al día siguiente de los atentados) rumbo a Iraq. El destino aparente del vuelo iba a ser Suecia y se suponía que su fecha de partida iba a ser posterior.

Vista la situación, no es extraño que el Gobierno de Aznar marginase de la investigación al CNI poco después de los atentados, o que incluso rechazase la colaboración ofrecida por la CIA y el Mossad. Quizá simplemente se cumplió el vaticinio realizado por el periodista Manuel Freytas tan sólo tres días antes, el 8 de marzo de 2004, en un artículo titulado “La carta secreta de Bush para ganarle a Kerry en noviembre”: “En el mundo de las teorías de inteligencia y de la utilización política del terrorismo por parte de los halcones todo es posible, incluso una nueva masacre similar a la de las Torres Gemelas, pero esta vez en Europa, más precisamente Francia, Gran Bretaña o España, países clave donde una cadena de atentados terroristas haría que la humanidad se olvide por un rato largo de Bush y de los muertos de Irak. Precisamente lo que más le conviene al lobby judío y a los contratistas de la guerra”.

24 octubre 2006

La derecha cristiana

Uno de los rasgos que la derecha aduce para mostrar su presunta superioridad moral sobre la izquierda son sus valores cristianos. Sin embargo, hay que recordar que Jesucristo fue un personaje que se opuso al orden socio-político de su época (criticó siempre que pudo al estamento sacerdotal dirigente judío, y no dudó en calificar de "zorra" al rey Herodes Antipas), que preconizó un pacifismo revolucionario ("al que os robe la túnica, ofrecedle también el manto") y un sentido de la justicia social sin parangón en su época.

En lo que respecta a esto último, pocos recuerdan aquella frase tajante que Jesús pronunció al principio de su vida pública: "Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios" (Lc 6, 20), expresión que posteriormente alguien (sin duda no era pobre) manipuló en el evangelio de Mateo para desvirtuar su sentido: "Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos" (Mt 5, 3).

Mucho más contundente se muestra Jesús cuando afirma que "difícilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos. Os lo repito, es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos" (Mt 19, 23-24). Como en el caso de la bienaventuranza anterior, algunos pretendieron forzar esta expresión cristiana en un sentido mucho menos izquierdista: el "ojo de la aguja" se referiría a una "puerta pequeña", o bien hubo un error de traducción y "camello" provendría del griego "kamelos", palabra que designaba a las sogas con las que se amarraban los barcos. Explicaciones absurdas todas ellas si tenemos en cuenta que en el Talmud encontramos la expresión "el elefante que entra en el ojo de una aguja" (Berajot, 55b; Bab. Metz., 38b), algo físicamente tan imposible como el hecho de que un rico entre en el Reino de Dios.

Pero en "Hechos de los Apóstoles" encontramos una descripción (casi marxista, se atrevería a afirmar alguno) de cómo esas ideas fueron llevadas a la práctica por Jesús y sus discípulos: "Todos los que habían abrazado la fe estaban unidos y tenían todo en común; vendían las posesiones y los bienes, y lo repartían a todos según lo que necesitara cada uno" (Hc 2, 44-45). Socialismo puro, en suma.

Ahora bien, ¿qué tienen que ver estas ideas con las políticas de derechas? ¿Qué tiene que ver ese sentido de la justicia social y de la vida en comunidad con el neoliberalismo, las privatizaciones y la reducción de los servicios sociales? ¿Y qué tiene que ver el pacifismo cristiano con guerras como las de Irak? Por mucho que me esfuerce, soy incapaz de ver un sólo rasgo cristiano en personajes como Bush, Aznar o Berlusconi.

Al fin y al cabo, las supersticiones primitivas propias de la derecha (creencia en el "cielo" y el "infierno", adoración de santos y vírgenes, misa diaria, etc.) no pueden ser calificadas propiamente de "cristianas", tal y como un mínimo estudio de los evangelios pone de manifiesto.

16 octubre 2006

No a la negociación con ETA

Estoy totalmente de acuerdo con todos aquellos que se escandalizan con que el Gobierno español negocie con ETA. Es vergonzoso que la banda terrorista exija unas condiciones específicas para dejar de matar: ETA debe dejar de practicar el terrorismo porque sí, porque es lo que marca la ley, además de ser lo ético y lo humano.

De la misma manera, el Gobierno español no debe de negociar con ninguna banda terrorista. Por el contrario, debería cumplir la ley y punto, y hacer lo que humanamente es debido. Para empezar debería acabar con la dispersión de los presos vascos, porque según la ley española todo preso tiene derecho a estar en una cárcel próxima a su domicilio para facilitar su reinserción en la sociedad.

Seguidamente, y por su carácter antijurídico (incompatible con una auténtica democracia), el Gobierno debe eliminar todas las leyes de excepción existentes en la legislación española (como la famosa Ley de Partidos del año 2002), e incluso reformar la Constitución para hacer desaparecer el artículo 55.2. Por supuesto, también debería desaparecer la Audiencia Nacional, por su carácter excepcional y heredado del antiguo Tribunal de Orden Público franquista. En resumen, debe acabarse con el apartheid que hoy sufre el pueblo vasco en materia de política, leyes o prácticas carcelarias.

Por último, y cumpliendo con la Carta de las Naciones Unidas (firmada por España), se debe permitir la libre determinación del pueblo vasco.

Todo eso es lo que ETA y el Gobierno español deben de hacer, porque es lo que les corresponde por ley, y no porque negocien entre sí. Con las leyes y con la democracia no se negocia.

13 octubre 2006

La Operación Roca

En 1985, la gran banca española se percató de que Felipe González podría revalidar su mayoría absoluta al año siguiente, posibilidad inquietante a tenor de episodios como la expropiación de Rumasa: los banqueros temían una deriva izquierdista del PSOE tras las elecciones del 86, cosa que finalmente no se produjo ni por asomo.

Tal preocupación era comprensible si tenemos en cuenta las posibilidades reales de los contrincantes de González: el líder de Alianza Popular, Manuel Fraga, había alcanzado su techo electoral debido a su pasado franquista, y las querellas internas habían terminado por descomponer a UCD. En lo que respecta a los partidos de derechas, sólo CiU se mantenía constante en Cataluña. Ahí nace la Operación Roca.

Los bancos españoles creyeron necesario catapultar desde las filas de Jordi Pujol a un nuevo partido político capaz de convertirse en la bisagra entre los dos partidos mayoritarios (PSOE y AP) y expulsar del poder a González o, por lo menos, evitar que revalidase la mayoría absoluta. El candidato idóneo para esa misión no fue otro que Miguel Roca (diputado de CiU y uno de los padres de la Constitución española), y el partido en cuestión fue bautizado como Partido Reformista Democrático. Florentino Pérez se unió al proyecto como número dos de a bordo.

El PRD recibió de los grandes bancos españoles la fabulosa suma de 24 millones de euros (cerca de 4.000 millones de pesetas de entonces), algo excesivo teniendo en cuenta los préstamos que recibieron los dos partidos mayoritarios en aquel entonces: 9,6 millones de euros para el PSOE y 7,2 millones para AP.

El éxito que supuso la campaña electoral del PRD (más de 1.700 actos en 37 provincias) contrastó con el sonoro fracaso de sus resultados. El partido liderado por Roca no consiguió ni un solo diputado, y el PSOE ganó nuevamente las elecciones con mayoría absoluta. Resultaron ser los 24 millones de euros peor invertidos de la historia de la política española.

Pero evidentemente tal suma de dinero no era un regalo, sino un préstamo, y los meses siguientes a las elecciones los acreedores llamarían a la puerta del despacho de Roca para saldar deudas. Como es lógico, ni el señor Roca ni CiU disponían de tales fortunas, así que el desembolso provino del propio pueblo catalán, que pagó de su bolsillo sin saberlo las aventuras de poder de políticos y banqueros. Al Banco Hispano Americano, por ejemplo, se le conoce su cobro por medio de la empresa constructora Ferrovial (propiedad de aquél por entonces), a la que fue adjudicada la construcción y explotación de la autopista Tarrasa-Manresa, por decisión personal y directa de Pujol. La operación es tanto más escandalosa por cuanto el proyecto presentado a última hora por Ferrovial estaba inacabado, no cumplía con los requisitos de la adjudicación y, en definitiva, no podía competir con las otras ofertas, por lo que fue descartado por los técnicos. El cobro del resto de bancos se realizaría por medio de chanchullos parecidos.

Este episodio de nuestra historia más o menos reciente, ignorado por muchos, supone una buena muestra de los lazos que unen a los poderes económico y político de nuestro país, así como de la corrupción que impera en ellos.

11 octubre 2006

El humanismo cristiano de HazteOir

Supongo que a estas alturas todo el mundo conocerá (o al menos le sonará) la organización HazteOir. Se trata, según afirma su propia página web, de una organización "humanista de carácter cristiano" nacida para intentar influir en las decisiones políticas españolas. Y para comprobar ese profundo humanismo cristiano nada mejor que pasear por el foro de su web, donde encontramos temas tan sumamente interesantes como el hecho de que en Sitges se inaugure la primera escultura dedicada al colectivo gay, consistente en un triángulo invertido de color rosa. El primer comentario curioso lo aporta un sujeto que opina que "lo de invertido me parece de lo más apropiado teniendo en cuenta a los sujetos a los que se pretende homenajear".

Efectivamente, a juzgar por las opiniones contenidas en dicho foro podría decirse que los integrantes o simpatizantes de HazteOir están en contra de la homosexualidad. De hecho, la califican de "aberrante" y condenan su difusión: "Objetivamente las practicas homosexuales son aberrantes y contrarias a la naturaleza humana. En el Levítico se dice que el hombre que yace con otro hombre como si fuese una mujer comete abominación". Dejando aparte que en el Levítico se dicen muchas más cosas (como que la carne de cerdo es impura y no debe comerse o que la mujer que tenga la regla tendrá que sacrificar dos pichones), ¿alguien sabría decirme exactamente en qué consiste eso de "abominación"?

Pero claro, aquí se plantea el debate: si la homosexualidad es pecado... ¿significa que el homosexual es un pecador y por tanto hay que condenarlo? Suerte que hay un participante en el foro que da con una respuesta, digamos, "diplomática" a esta pregunta: "el homosexual que no puede sustrarse a su tendencia sabiendo que no es acorde con la naturaleza humana y con el plan de Dios debería evitar la práctica homosexual. En este caso no es culpable. Otro caso son los gays que vemos un día sí y otro también haciendo apología de una conducta desordenada como es la homosexualidad, por no hablar de lo del monumento. Esto sí que es una abominación" (otra vez con la dichosa "abominación").

Así, sólo los homosexuales que no se esconden y que están orgullosos de serlo irán al infierno, según los participantes en el foro de HazteOir. Desde este punto de vista, en efecto, el día del orgullo gay es la Gran Abominación, aunque otro participante tiene una óptica sobre ese asunto mucho más racional: "si no existe el orgullo alcohólico no sé por qué tiene que darse el orgullo gay".

Pero no vayamos a creernos que los participantes de dicho foro afirman alegremente, sin argumento alguno que lo sustente, que la homosexualidad es una enfermedad, como pueda serlo el alcoholismo o el cáncer. No, en absoluto, ni mucho menos. Para defender sus tesis cuentan con demostraciones lógicas y 100% científicas, como la que sigue: "La homosexualidad nunca será algo normal. Sólo hay que mirar los cuerpos del hombre y la mujer para saber que el complemento es hombre-mujer, no hombre-hombre o mujer-mujer".

Pero lo peor de todo este asunto no es que exista algo tan aberrante como la homosexualidad, o que la practiquen sin remordimiento ninguno tantos millones de personas en el mundo, sin ni siquiera darse cuenta de que es una enfermedad sin cura conocida (dejando aparte los métodos revolucionarios del afamado doctor Aquilino Polaino). No, lo peor de todo eso es que además se trata de una moda moderna: "Y muchos homosexuales no nacen, se hacen, sí, aunque parezca extraño. A lo sumo uno puede nacer con predisposición a las personas del mismo sexo, pero no que nazcamos homosexuales directamente".

En principio, no me preocupa que las personas que tienen este tipo de "pensamientos" pululen por las calles y nos los crucemos a diario. Lo realmente serio es que comiencen a organizarse y a militar políticamente, ya sea en Hazte Oir o en otro tipo de organizaciones afines al PP. Y no sólo eso, sino que comiencen a ser la vanguardia de la oposición al gobierno y los máximos organizadores y participantes de las numerosas manifestaciones que son jaleadas desde los medios de comunicación más derechistas (COPE, El Mundo...).

En otros países, simplemente, los homófobos tienen más vergüenza.

La violencia es de derechas

Ayer me encontré con una manifestación en repulsa por una paliza que cuatro descerebrados skins le dieron a un chaval hace un par de fines de semana. Como se puede uno imaginar, a la manifestación en cuestión acudieron toda clase de tribus izquierdistas raras: punkies, red skins, sharperos, okupas y melenudos en general.

El lema de la mani (que no estaría formada por más de 150 ó 200 personas) era: "no más agresiones fascistas en nuestros barrios". Oí todo tipo de gritos que recuerdan a la guerra civil, como "esta será la tumba del fascismo" o "no pasarán". Pero lo que más me llamó la atención fue una pancarta en la que se podía leer: "la violencia revolucionaria aplastará al fascismo". Toma ya. Seguro que soy un ignorante y que esa frase pertenece a algún icono "izquierdista", como por ejemplo Lenin. Me da igual. Me parece indignante que gente que se autoproclama de izquierdas crea en la violencia, o en algún tipo determinado de violencia (aunque confieso que no soy capaz de distinguir la "violencia revolucionaria" de la que no lo es).

Señores: la violencia es un valor de la derecha. Desde que el mundo es mundo, han sido los poderosos los que la han ejercido contra el pueblo por medio de guerras y represiones. El pacifismo o la cultura de la no violencia, por el contrario, son valores izquierdistas por excelencia. La izquierda no debe usar la violencia nunca, y únicamente como defensa ineludible ante un ataque estaría justificada. Por supuesto, los intentos de agresión que sufrieron ayer los dirigentes del PP en Martorell no se enmarcan dentro de la "legítima defensa", ni mucho menos.

Démonos cuenta, de una maldita vez, que han sido siempre el totalitarismo y la violencia los factores que más han dañado a la izquierda, desde fuera y desde dentro.

10 octubre 2006

Roma no paga a leales

Germán Yanke es un periodista vasco que hasta hace unos pocos años trabajaba en el periódico ABC. En el 2003 fue uno de los firmantes de una declaración de apoyo a Aznar con motivo de la participación de éste en la masacre de Iraq. Posteriormente, despúés del golpe de Estado madrileño, la señora Esperanza Aguirre le recompensó nada menos que con la dirección y presentación de los informativos nocturnos de Telemadrid, el llamado "Diario de la Noche". Y todo fue bien hasta ahora.

Y es que al señor Yanke no se le ocurrió otra cosa que preguntar a Espe (en una entrevista que concedió para su programa a mediados de septiembre) si eran ciertos los rumores que afirmaban que Madrid se le queda pequeño y que su ambición verdadera es la presidencia del Gobierno de España. Espe encajó mal la pregunta y acusó a Yanke de "comprar el discurso de nuestros adversarios políticos". Yanke, ingenuo como él solo, despidió la entrevista con un "hasta muy pronto, señora presidenta".

Al poco tiempo, la dirección de Telemadrid exige al periodista una reducción presupuestaria de su espacio, es decir, que prescinda de colaboradores como Pablo Sebastián y que acorte el tiempo de duración del programa. Ahora Germán Yanke ha dimitido alegando "intromisión por motivos políticos en su trabajo", extremo, claro, negado por la dirección de Telemadrid. Su compañero Pablo sebastián escribe en su propia página web un artículo de apoyo a Yanke, en el que denuncia las presiones políticas a las que se ha visto sometido "Diario de la Noche" en los últimos tiempos. El artículo no tiene desperdicio, incluyendo frases como esa referente a "las modernas teorías liberales (véase el pluralismo en ‘La Mañana’ de la COPE), de las que es paladín su protegido y regalado Jiménez Losantos". En fin, todo un regalo observar a la derecha poniendo a parir a la derechona.

El problema de Yanke y Sebastián ha sido únicamente conservar un mínimo de honestidad periodística frente a las manipulaciones de las que tanto gusta tipejos como Zaplana, Acebes o, en este caso, la misma Aguirre. Desde luego no ha sido un problema de lealtad: Yanke ha sido siempre leal a la mano que le ha dado de comer durante años.

En cualquier caso, Yanke y Sebastián son ya unos apestados de la derechona española, como José Antonio Zarzalejos (director de ABC y con su hermano Javier asesor en la Moncloa aznariana, nada menos) o Ruiz-Gallardón. Poco a poco se van perfilando dos derechas en España: una "moderada" y que dice ser "liberal", y otra conservadora que es, a la postre, la auténtica y genuinamente española. Y el riesgo que corre el PP es el de una división en el partido, posterior a las próximas elecciones generales.

09 octubre 2006

La amenaza para la paz

Corea del Norte ha afirmado hoy que ha realizado con éxito una prueba nuclear, y claro, la respuesta de la comunidad internacional no se ha hecho esperar. El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado la prueba, y estudia incluso la imposición de sanciones al regímen cómunista de Pyongyang. El presidente de los EE UU, George Bush, afirma que dicha prueba nuclear es "una amenaza para la paz internacional y la seguridad".
Esta es la idea que transmiten hoy los medios de comunicación, pese a contenerse en ella tal cúmulo de falsedades e hipocresía. Para empezar, alguien debería explicarnos qué es eso de "la comunidad internacional", concepto usado fundamentalmente para referirse al Consejo de Seguridad de la ONU (15 países), a Estados Unidos (1 país) y a la UE (25 países). Y eso que la ONU está compuesta por más de 170 países. Cierto que de vez en cuando también se incluye a Rusia o a China en eso de la "comunidad internacional", pero ni aún así me salen las cuentas. Otro detalle curioso es el de la expresión "régimen comunista de Pyongyang": que yo sepa, nadie se refiere a Estados Unidos como "régimen capitalista de Washington".
Pero lo que me parece ya el colmo de la hipocresía es que el señor Bush, sin rubor alguno, afirme que la prueba nuclear de Corea del Norte es "una amenaza para la paz internacional y la seguridad". Que un hombre que no ha dudado en bombardear e invadir dos países (Afganistán e Iraq), en dar golpes de Estado, fracasados (Venezuela) o no (Haití), o en respaldar política y militarmente a otros secuaces suyos (Israel), se atreva a hablar de amenazas para la paz, es algo increíble. Sería gracioso si no fuese por la tragedia de fondo del asunto.
Y es que lo más preocupante no es que Bush diga eso (ya se sabe que la desvergüenza de los poderosos es siempre manifiesta), sino que haya tanta gente que lo crea a pies juntillas sin pararse por un momento a pensar en las pruebas que avalen la afirmación del terrorista americano. Por lo pronto, deberíamos recordar el historial de uno y otro país: ¿cuántas guerras ha provocado Corea del Norte desde que comenzó su existencia como país, allá por 1948? ¿Cuántas ha provocado Estados Unidos desde esa misma fecha? Aunque la pregunta que deberíamos hacernos, para saber realmente cuál es la auténtica amenaza para la paz mundial, es la siguiente: ¿cuál es el único país que ha usado armamento nuclear contra seres humanos? La respuesta: el mismo de siempre.