15 diciembre 2007

Economía y terror: la doctrina del shock



Reseña del libro de Naomi Klein en Rebelión. Se trata de una obra imprescindible para conocer cómo el neoliberalismo se aplica en las diferentes economías mediante métodos antidemocráticos.

24 noviembre 2007

Consumismo esclavo

"Hoy en día, vivimos en la era ‘low cost’. La fórmula del éxito es simple: lanzar una segunda marca con un producto y/o servicio similar, pero a un precio mucho más asequible. De esta manera, los clientes antiguos siguen fieles a la marca original, a la par que se suman otros nuevos. Todo esto tiene un doble fondo del que no todos somos conscientes. Por un lado, ayuda a acercar las distancias entre las clases sociales, ya que cualquier persona puede vestir como quiera sin que nadie le juzgue por llevar una determinada marca o prenda. Pero, por el otro, potencia el consumismo al que estamos sometidos socialmente, ya que mucha gente pretende consumir lujo, pero sólo unos privilegiados pueden permitírselo. Así pues, ¿podemos concluir que el fenómeno ‘low cost’ nos beneficia? ¿O nos perjudica? (JOSÉ MIGUEL SEVILLA CARRASCO, Viladecans, Barcelona.)

Pues, si me pregunta a mí, diría que opción B. Si dejáramos de consumir, el sistema se colapsaría. Yo sigo usando la misma máquina de escribir desde hace más de 20 años. Sin embargo, este ordenador debe de ser el sexto que compro, y cada vez me sale más barato. Y dura menos, claro: se llama obsolescencia programada. Fabricar una nevera que dure 50 años es una verdadera traición, un infame sabotaje que perjudicaría el fundamento mismo de la sociedad: frenaría el consumo, impediría que cambiáramos de coche cada cinco años y de chaqueta cada invierno. Así no vamos a ninguna parte, como usted comprenderá. Tenemos que seguir trabajando para seguir consumiendo, y además eso es lo único que de verdad nos hace más felices y más libres: la posibilidad de poseer un móvil aún más pequeño y con cámara de fotos, ¿a que sí?

Los ricos de verdad serán muchas cosas, pero idiotas del todo no son. Una camisa parecida a la que llevan no les va a engañar, se lo aseguro. Tienen esa cualidad tan sorprendente que Monterroso ya detectó en los enanos: se reconocen entre sí a simple vista. Para eso, han inventado la distinción, que no es más que una forma de distancia; es decir, de mantenernos a distancia a los demás.

Recuerdo haber leído en Gibbon que se discutió en el Senado romano la posibilidad de uniformar a los esclavos. Al final, decidieron que era demasiado peligroso porque si llevaban uniforme, ellos mismos se darían cuenta de cuántos eran: acabarían rebelándose. En mi opinión, eso es el low cost: no somos unos desgraciados, tenemos nuestro móvil, nuestra pantalla de plasma, muebles de Ikea y ropa de Zara. Los bancos, esos filántropos, nos ayudan a comprar una casa, un coche o un ordenador. ¿Qué más queremos? ¿De qué nos quejamos? No somos esclavos: podemos ir vestidos como los ciudadanos libres." (Rafael Reig en Cartas con respuesta, visto en Escolar.)


Rafael Reig da en el clavo: el motor de nuestra sociedad es el consumo. Se trabaja para poder adquirir artículos de consumo, al tiempo que el trabajo produce precisamente esos mismos artículos. Ese proceso es la base de nuestra economía y el que enriquece a las élites mientras que esclaviza al resto, sin que los esclavos seamos conscientes de nuestra condición.

Ni siquiera nos damos cuenta de la enorme cantidad de deseos y necesidades que nos son creadas artificialmente con el fin de potenciar aún más el consumo; la publicidad está por todas partes, acaparándo cada vez más espacios urbanos, televisivos y, sobre todo, mentales. Cada año las navidades son adelantadas y cualquier fiesta se traduce, esencialmente, en consumo frenético. Pero el gran triunfo de la publicidad (que pertenece, como la propaganda política, a la gran industria de las relaciones públicas nacida a principios del siglo XX) es, sin duda, haber conseguido instalar en las mentes la absurda idea de que la felicidad y la realización humana residen en la capacidad de consumo. La calidad de vida, pues, ya no es entendida como la que garantiza una buena educación, una sanidad de calidad o un espacio libre de contaminación. Tampoco se busca una mayor extensión de nuestro tiempo de ocio, o de potenciar nuestras relaciones como humanos. Por el contrario, la "calidad de vida" actual se traduce en tener un coche mejor y más nuevo, una vivienda en propiedad, un armario bien provisto de la mejor ropa, y por supuesto la capacidad de conseguir cuantos artículos de consumo "necesitemos", aunque no dispongamos ni del tiempo ni de la calma necesarios para "disfrutar" de ellos.

El enigma sigue siendo hasta cuándo podremos continuar dentro de esta espiral de esclavismo y consumismo sin que nos demos cuenta del vacío que llena nuestro estilo de vida.



11 noviembre 2007

El fascismo y la mala educación

Lo sucedido ayer durante la XVII Cumbre Iberoamericana define mucho más de lo que parece a los dos personajes protagonistas: Zapatero y el Rey. El presidente español actuó de nuevo como defensor de la derecha, recriminando a Chávez que llamase "fascista" a Aznar y argumentando para ello que "fue elegido por los españoles", olvidando que también Hitler fue elegido por los alemanes y no por ello dejaba de ser un fascista.

La hipocresía de Zapatero resulta evidente cuando recordamos que jamás ha defendido públicamente a otros personajes que son sistemáticamente agredidos de manera verbal o incluso no verbal: por ejemplo, el propio Hugo Chávez. A este respecto, la postura de Zapatero en abril de 2002 (durante el golpe de Estado venezolano auspiciado, entre otros, por Aznar) resulta sintomático.

Tampoco se entiende muy bien a qué viene ese novedoso arranque de defender a Aznar si tenemos en cuenta que jamás lo ha hecho en ocasiones más proclives para ello. Sin ir más lejos, el epíteto "fascista" era muy coreado en las manifestaciones pacifistas de marzo de 2003, a algunas de las cuales acudió el propio Zapatero. Supongo que lo que molesta a Zapatero es que sea precisamente el líder venezolano, y no cualquier otro español, quien se atreva a describir a Aznar. Y aún así... ¿por qué Zapatero intenta defender a una persona que no ha dudado en insultar gravemente al propio presidente (y a toda la izquierda en general) allá donde va? Cosas del "talante", supongo.

En cuanto al gesto del Rey, no hay mucho que decir. Fue algo propio de un maleducado como él, que cree que puede hacer callar a Chávez (y tratarle de tú) como si estuviese todavía en el reino borbónico, sin darse cuenta de que los monarcas españoles ya no pueden chistar a sus colonias de ultramar. ¿Pero cuál fue la causa del enojo del rey? ¿Se sintió aludido cuando Chávez hizo mención al fascismo? ¿O tal vez su gesto no fue sino otro patético intento de resucitar al viejo "juancarlismo" español?

Posteriormente, el Rey volvió a hacer gala de su "campechanía" (léase mala educación) cuando abandonó la sala en mitad del discurso del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, quien no solamente se atrevió a criticar a la diplomacia española (cuyos representantes intentaron influir en los resultados de las últimas elecciones celebradas en Nicaragua), sino también a la empresa Unión Fenosa, que no goza precisamente del beneplácito del pueblo nicaragüense dadas las continuas y abusivas subidas de tarifas o los cortes de suministro diarios (de hasta 12 horas de duración).

Parece ser que América Latina ya no piensa soportar más en silencio los abusos españoles, lo que explica de sobra el nerviosismo de Zapatero y el Rey.


12 octubre 2007

Perdón

Hoy, 12 de octubre, España celebra el comienzo de la despiadada y sangrienta conquista de América, en la que murieron millones de seres humanos.

Hoy, 515 años después, me gustaría aprovechar el día del imperialismo hispano para, como español, pedir perdón a todos los pueblos atacados y sometidos históricamente por mi país.

Incluyendo, por supuesto, al pueblo vasco.

Perdón.


07 octubre 2007

Terrorismo

La Revolución Francesa de 1789 fue el origen de un maremagnum de acontecimientos y circunstancias que con el paso del tiempo influirían decisivamente en la conformación de los modernos Estados occidentales. Desde la libertad de empresa o el sufragio universal hasta los partidos políticos o los derechos de los ciudadanos. Pero el peor legado de aquel período es, sin duda, el terrorismo.

En efecto, los sucesos revolucionarios degeneraron en un triste período que fue bautizado como "El Terror" (1793-1794) y durante el cual decenas de miles de personas fueron ejecutadas por el Estado, acusadas, falsamente o no, de conspirar contra la Revolución. Es justamente en dicho período cuando nació la palabra "terrorismo", entendiendo éste como el empleo de la violencia por parte del Estado para conseguir fines políticos.

Con el tiempo, y dada la popularización del término, los distintos Gobiernos del siglo XIX y principios del XX comenzaron a utilizarlo con fines propagandísticos: se intentó desvincular su significado de la violencia de Estado y adjudicárselo a distintos grupos violentos antiestatales. Por ejemplo, la violencia de las organizaciones anarquistas fue calificada de "terrorista".

Finalmente el término quedó completamente desvirtuado de su significado original durante la segunda guerra mundial, cuando el nazismo decidió utilizarlo para denominar a los movimientos de resistencia que se le enfrentaban. Se trataba de un esfuerzo consciente del Ministerio de Propaganda alemán que tenía como fin el desprestigio de tales movimientos y la sacralización del Estado nazi y de sus métodos violentos. Según la lógica de Goebbels, el término "terrorismo" sufre una extraña pirueta y se invierte: pasa de designar a la violencia estatal a servir para denominar a aquellos grupos que se oponen al Estado.

Cosa curiosa, el significado moderno de la palabra "terrorismo" es precisamente el que le dieron los nazis, de tal modo que una gran parte de la sociedad actual desconoce el terrorismo de Estado, o no duda en tildar de "terrorista" a todas aquellas organizaciones armadas que se oponen a aquél. Siguiendo la norma goebbeliana, muchos apelan al terrorismo de Estado (asesinatos, torturas, etc.) para erradicar a los grupos "terroristas". Nos encontramos así, pues, con uno de los grandes triunfos de los Estados modernos en materia de propaganda.

Pero la utilización del término con fines políticos y propagandísticos por parte de los distintos Gobiernos ha causado que exista una enorme confusión en cuanto al auténtico significado de la palabra, hasta el punto de que cada Estado lo aplica en aquel caso que le interesa especialmente (Al Qaeda en EE UU, ETA en España, etc.), siendo hoy por hoy imposible la estandarización de un significado exacto consensuado internacionalmente.

Esa situación pone de manifiesto la absoluta artificialidad del término "terrorismo" en su sentido moderno, y nos induce a creer que lo mejor sería volver a darle su significado original: el terrorismo no sería sino la violencia con fines políticos ejercida únicamente por los distintos Estados contra su propia población u otros países, del mismo modo que el "terrorismo internacional" designaría a aquella violencia con fines políticos practicada por dos o más Estados en asociación, o bien aquella ejercida en varios países por un sólo Estado. Así, tanto la CIA como la OTAN serían un buen ejemplo de organizaciones dedicadas al terrorismo internacional, de tal modo que la "guerra contra el terrorismo" lanzada por el Gobierno de los EE UU se convertiría en un sinsentido.


04 octubre 2007

Los defectos de la izquierda



En este vídeo (de gran calidad y muy buenas intenciones) se ponen de manifiesto dos graves defectos que afectan a la izquierda estadounidense, y occidental en general, y que salen a la luz siempre que se discute acerca de la masacre de Iraq.

El primero es centrar siempre el debate en la falsedad o no de los motivos oficiales de la invasión: la presunta existencia de armas de destrucción masiva por parte del régimen de Saddam Hussein. Pareciera que la existencia real de tales armas justificara de manera suficiente una guerra preventiva, y por tanto también la invasión de un país soberano y el asesinato de cientos de miles de personas.

Sin embargo lo cierto es que el concepto de "guerra preventiva" no existe en el derecho internacional, y de hecho está prohibido de manera implícita en la Carta de las Naciones Unidas, que autoriza el uso de la fuerza militar contra un país únicamente como legitima defensa ante un ataque armado. Se especifica además que tal defensa deberá ejercerse de un modo proporcionado al ataque sufrido, y con el único fin de evitar más agresiones a la espera de una decisión al respecto por parte del Consejo de Seguridad de la ONU. Es evidente que tales circunstancias no se dieron en las guerras de Iraq o Afganistán, aunque hubiera quien pretendiese que los atentados del 11-S eran un "ataque armado" por parte de Afganistán a EE UU, y que por tanto la invasión de aquél por parte de éste fue un acto legítimo de defensa propia.

En realidad, Estados Unidos y sus aliados (España entre ellos) han usado y abusado del Consejo de Seguridad de la ONU para invadir países a su entero capricho con una pátina de legitimidad, con el resultado de que incluso parte de la izquierda justifica la ocupación de Afganistán, olvidando así que el ataque y ocupación de dicho país es contrario a la Carta de la ONU, por mucho que haya sido autorizado por el Consejo de Seguridad. En lo que respecta a Iraq, la existencia o no de las famosas armas no justifica en absoluto la masacre cometida, toda vez que el resto del mundo tendría entonces más razones aún para atacar al país con más armas de destrucció masiva del planeta y el único que las ha utilizado contra otros: EE UU.

El segundo defecto al que hice referencia, y sin duda el más importante, no es otro que la falta de reconocimiento de las víctimas que causamos. Podemos apreciarlo debidamente cuando en un momento del video observamos los féretros de los soldados estadounidenses caídos en Iraq, sin duda con la probable intencionalidad de sensibilizar al espectador acerca de las graves consecuencias de la guerra. Curiosamente, a los autores del vídeo no se les ocurrió poner imágenes de las innumerables víctimas que las decisiones de su país ha causado entre los iraquíes. Pareciera que la mayor razón para oponerse a la ocupación de Iraq es el grave coste humano que nos provoca, lo cual es una completa inmoralidad si tenemos en cuenta que es bastante mayor el coste humano sufrido por los iraquíes a causa de nuestras decisiones.

En todo caso no es algo reciente: lo que determinó la oposición de la opinión pública estadounidense a la guerra de Vietnam no fue tanto la gran masacre cometida contra los vietnamitas (alrededor de 3.000.000 de muertos) como la continua llegada de féretros de soldados muertos (unos 50.000 en total). Tampoco es un fenómeno restringido al ámbito estadounidense: en España ignoramos también a las víctimas de nuestro sacrosanto Estado, hasta el punto de negarles incluso la existencia.

El día que la izquierda consiga superar esos defectos, habremos dado un paso de gigante hacia la consecución de un mundo más justo.


27 septiembre 2007

Citas

"No estoy de acuerdo en que el perro de un establo tenga derecho absoluto a ese establo, aunque lleve mucho tiempo vigilándolo y durmiendo en él. No admito ese derecho. No admito por ejemplo que se haya cometido una injusticia con los pieles rojas de los Estados Unidos, o con los aborígenes australianos. No admito que se haya cometido una injusticia con esos pueblos por el hecho de que una raza más fuerte, una raza de cualidades superiores, una raza con más experiencia de la vida, por así decirlo, haya llegado a sus tierras y haya ocupado su lugar." -Winston Churchill (1937). Citado en el editorial Scurryin Towards Bethelem, New Left Review, 10 julio-agosto 2002.

(...)

"¡Estamos contentísimos con los investigadores de la Dow Chemical! El producto original no era tan mortífero: si aquellos a los que les caía encima se daban prisa, se lo podían quitar. Por eso los científicos probaron a añadirle poliestireno, y ahora se pega como una cola. Pero si la gente se tiraba al agua, dejaba de arder, por lo que le añadieron fósforo blanco, para que ardiera mejor. Ahora arde incluso dentro del agua. Y basta con una gota, porque arderá hasta llegar al hueso, y a quien lo reciba morirá sin remisión de envenenamiento por fósforo." -Un piloto norteamericano encargado de regar de napalm los poblados vietnamitas. (Philip Jones Griffith: Vietnam Inc. NY, 2001).

"No podemos permitir que un país se haga marxista por la irresponsabilidad de su pueblo." -Henry Kissinger, para justificar la preparación del golpe de estado de Pinochet en Chile, directamente instigado por él.

(...)

"Los palestinos son bestias de dos patas." (Menahem Begin).

"Los palestinos son como las langostas, sólo buenas para ser aplastadas." (Yitzhak Shamir).

Visto en Supersticiones.


19 septiembre 2007

El fin de un matrimonio


La nueva medida de Zapatero anunciada ayer (ayudas de 210 euros mensuales a los jóvenes que alquilen una vivienda) previsiblemente se traducirá en una subida de los alquileres que dejará prácticamente sin efecto alguno tales subvenciones, debido a que el Gobierno está fomentando la demanda de alquileres mientras la oferta se mantiene estable. Hay que actuar, por el contrario, en la oferta, penalizando de una vez los pisos vacíos.

En cualquier caso, la medida gubernamental ha sido portada, lógicamente, en todos los medios de comunicación, y cada uno de ellos la ha valorado de acuerdo a su línea "ideológica", o lo que es lo mismo, dependiendo de su alineación con un partido u otro. Nada que no sea lo habitual, por supuesto.

La novedad se produce cuando descubrimos el titular elegido por El País: "El plan estrella del Gobierno sobre el alquiler calca una medida en vigor desde 2004". Aún más contundencia encontramos en el editorial, a cuyo redactor le parece "un poco ridículo que el Gobierno presente como nueva una política de ayudas que ya existe". Y recalca: "Resulta irritante el evidente ánimo electoral con el que se tramitó ayer la presentación de una ayuda pública que no es más que la corrección de otra que ya existe, sin explicar que ya existe y por qué no funciona. No está de más recordar que estas medidas son costosas: los 210 euros mensuales supondrán al erario público casi 450 millones de euros." Un juicio demasiado severo para un medio de comunicación caracterizado por ser tradicionalmente el portavoz oficioso del PSOE.

Pero no es la primera vez que El País muestra su animadversión hacia la política de Zapatero, y medios decididamente progubernamentales como Elplural.com ya se han echo eco del desaire. El Confidencial Digital, por su parte, rumorea sobre pactos secretos entre PRISA y el PP, llegando incluso a afirmar que "el máximo directivo de PRISA se mostró muy crítico con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Expresó sin tapujos algunos desencuentros con el jefe del Ejecutivo, así como determinadas circunstancias que no han sido bien asimiladas por la compañía. Mientras tanto, relatan las mismas fuentes, Mariano Rajoy asentía un tanto perplejo".

¿A qué "circunstancias" se refiere el artículo? Quizá PRISA eche en falta el apoyo de la Moncloa en su particular contienda contra Mediapro (principal accionista, junto con Globomedia, de la Sexta). No olvidemos que en la actual "guerra del fútbol" hay en juego mucho dinero, por no hablar de la inminente salida a los quioscos del periódico Público, diario también propiedad de Mediapro que pretende competir con El País.

Tal vez las "circunstancias" mencionadas por El Confidencial Digital sean también de carácter político, por supuesto. Pero es evidente que a los grandes grupos empresariales no les importa la politica mientras ésta no ponga en juego sus ingentes beneficios económicos.


30 agosto 2007

La inteligencia de las bombas y de los iraníes


Esta es la viñeta que publica hoy el diario electrónico Libertad Digital. Se trata de la última creación de Cox y Forkum, dos dibujantes estadounidenses cuya afinidad ideológica, propia del neoconservadurismo de su país, no esconden en absoluto. De hecho, suele quedar bien reflejada en sus viñetas, como se puede apreciar en la que precede a estas líneas.

La viñeta hace alusión a la reciente "bomba inteligente" que Irán ha probado con éxito hace unos pocos días, noticia que Cox y Forkum intentan ridiculizar con una caricatura que destila racismo (o quizá simplemente fobia anti musulmana) por los cuatro costados. He ahí a una supuesta "bomba inteligente" que no es tal, sino una simple bomba atada a un burro, que suponemos será quien porte la bomba hasta un destino claro: Israel. De hecho es el propio presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien instruye al burro acerca de su misión ("luego tuerce a la izquierda en Jordania") con la ayuda de un mapa de Oriente Medio. Por si tuviéramos alguna duda acerca del destino final del burro y su bomba, en ésta se pueden contemplar escritas las palabras "Death to Israel". Hay que dejar bien claro que las intenciones de Irán jamás podrán ser defensivas, como aseguran sus mandatarios. Éstos son mentirosos por naturaleza, porque todos sabemos que odian a Israel y que su único propósito es borrar al Estado judío del mapa. Y a todo Occidente si pudieran.

Pero no debemos preocuparnos, porque los "moros" no son capaces de construir una auténtica "bomba inteligente". Su concepto de bomba inteligente es atar una bomba a un burro. Ni siquiera a un caballo: el burro despierta más en el lector la sensación de estupidez que la escena pretende crear. Del mismo modo, las letras "e" escritas al revés en la frase "Death to Israel" transmiten una sensación de analfabetismo: ¿cómo van a ser capaces los "moros" de fabricar una bomba inteligente si ni siquiera saben escribir? La viñeta plantea entonces una paradoja: una bomba inteligente no puede ser fabricada por gente que no lo es.

Pero el fondo del asunto va mucho más allá. Se trata de ridiculizar a ese Tercer Mundo que se atreve a intentar alcanzar cosas que son del dominadas por los occidentales. Las bombas inteligentes son un derecho nuestro, de nadie más, y asusta el pensar que otros pudieran llegar también a conseguirlas. Por tanto, es una necesidad el ridiculizar cuantos intentos se produzcan en ese sentido. Es mejor pensar que los "moros" analfabetos no conseguirán nunca llegar a ese estadio armamentístico porque son estúpidos, y por tanto es un terreno vedado para ellos.

Aunque la viñeta haya sido publicada por un medio de la extrema derecha, tales sentimientos son compartidos también por gran parte de la izquierda. En realidad se trata de suposiciones, prejuicios y temores típicamente occidentales, que tienen bastante que ver con nuestra trayectoria histórica, y que a su vez son consecuencia de ella.


14 agosto 2007

Premiado


Hace unos días, Ruth Adsuar (documentalista autora de obras como "Notas al Margen" o "Sumergidos", y experta en televisión) hizo entrega en su blog de los "premios" de su particular "RuthAcademia", es decir, realizó una selección de sus cinco blogs favoritos. Para mi sorpresa, mi blog fue elegido en un flamante segundo lugar, y no me resisto a citar las palabras de Ruth al anunciarlo:

"Y el Premio de la RuthAcademia es para:

Ricardo Mella, por su integridad y su valentía a la hora de abordar cualquier cuestión política, por sus razonamientos inteligentes, porque a pesar de los trolls él sigue a la suya, porque es capaz de tener una opinión y de defenderla sin faltarle el respeto a los demás y porque quiero que sepa que comparto su lucha y sus desvelos.

No recuerdo cómo llegué a Ricardo (o cómo llegó el aquí), pero me sorprende siempre que sea tan joven (yo suelo llamarle “pequeño” porque que te llamen pequeño siempre ha sido un fastidio), y que tenga unas ideas tan claras y sepa exponerlas tan bien. Se descubrió un día reconociéndose fan de la música de los 60 y el día que me dijo que había visto uno de mis documentales pasé una vergüenza atroz."

Cualquiera puede imaginar la ilusión que generan estas palabras en el autor de un blog cuya vida no llega ni al año, y que jamás tuvo intención de obtener reconocimiento o premio alguno. Es cierto que Ruth es una asidua visitante y comentarista de este humilde espacio casi desde sus comienzos, y ya es un honor saber que la autora de un blog de la calidad de La tele que me parió me sigue habitualmente. Pero descubrir que mi blog es uno de sus favoritos... es un auténtico orgullo.

Por todo ello, no me queda más que decir: GRACIAS, RUTH.

(Dedico mi "premio" al resto de personas que leen mi blog: amigos y enemigos, anónimos y conocidos, lectores habituales u ocasionales. Gracias a todos.)




20 julio 2007

Feliz 18 de julio


El juez Del Olmo ha secuestrado el número 1.573 de la revista de humor "El Jueves" a causa de un delito de injurias a la Corona, previsto en los artículos 490.3 y 491 del Código Penal. La Casa Real, temiendo que caiga sobre ella una lluvia de críticas que desprestigien aún más, si cabe, a la institución monárquica, ha asegurado cínicamente no tener nada que ver con la decisión judicial. Tampoco ha entrado a valorarla: el que calla otorga.

Pero sería injusto culpar de este suceso a la Zarzuela. Es muy probable que, en efecto, nada supieran del tema. Tampoco debemos señalar a un "juez estrella" bastante inepto (algo, por lo demás, muy corriente en la Audiencia Nacional) que llega incluso a solicitar en el auto la destrucción de "los moldes" de la revista, algo anacrónico que demuestra su escaso cuidado a la hora de plagiar resoluciones judiciales similares de hace décadas. Sin embargo, la culpa tampco ha sido suya, ni tampoco de ese tribunal de excepción en el que realiza su labor.

Es cierto que el Gobierno ha debido jugar un papel muy importante en el suceso, por cuanto la decisión judicial se ha tomado a instancias de la propia Fiscalía General del Estado. Ya veremos cómo unos mandatarios que dicen ser de izquierdas se justifican patéticamente, pero lo sucedido tampoco es culpa de ellos.

En realidad, la culpa es de un sistema político que permite códigos penales donde aparecen tipificados delitos de "injurias a la Corona". De una Constitución pactada con los restos del franquismo en la que se blinda incluso penalmente al sucesor del dictador y su familia. El secuestro de El Jueves nos retrotrae a escenas de hace 40 años: antes se castigaba la crítica al Caudillo, ahora al Monarca. Las causas de ello siguen siendo las mismas, esto es, el escaso apoyo popular con que cuenta el jefe del Estado. Las encuestas trucadas y la agobiante propaganda monárquica no sirven sino para enmascarar y paliar en la medida de lo posible la poca simpatía que despierta en la sociedad una institución tan anacrónica como el propio auto de Del Olmo.

A este respecto cabe comparar el caso con Gran Bretaña, donde se admiten continuas críticas e injurias a la Corona y donde una censura como la que ha sufrido El Jueves es sencillamente impensable. Esa es la diferencia entre un país realmente monárquico y otro que no lo es. Quizá porque la reina Isabel II no ha sido cómplice jamás de un dictador fascista que ahogó en sangre una república democrática.

Por lo demás, será gracioso escuchar las justificaciones de los defensores de la libertad de expresión "a la española", los que bramaron contra el "cierre" de la cadena venezolana RCTV o los que defendieron las caricaturas de Mahoma. Mientras, en el Reino de España se siguen secuestrando publicaciones y cerrando periódicos (Egin, Egunkaria, Ardi Beltza... ) con el desparpajo propio del Régimen.



16 julio 2007

La solución es una verdad incómoda

En la campaña lanzada por el PP contra Zapatero a cuenta del malogrado proceso de paz y de la negociación con ETA, se han lanzado toda clase de acusaciones contra el presidente del gobierno español, incidiendo sobre todo en una presunta “rendición” del Estado ante la organización armada vasca, que nunca llega a ser explicada de manera detallada a la ciudadanía española. Se habla, sí, de la excarcelación de De Juana Chaos, de una presunta inactividad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante el alto el fuego de ETA o de la legalización (o mejor dicho: de la “no ilegalización”) de ANV. E incluso se menciona la espeluznante “entrega de Navarra a ETA”. Pero nada más.

Sin embargo, cualquier persona mínimamente informada sabe que las reivindicaciones políticas del mundo abertzale (y por tanto de ETA) giran en torno al derecho de autodeterminación del pueblo vasco. La organización armada siempre ha afirmado que su propósito no es sino garantizar tal derecho, y que la garantía del mismo por parte de los estados español y francés conllevaría la desaparición automática de la organización. Es obvio, pues, que un Estado que se “rinda” ante ETA deberá respetar el derecho de autodeterminación del pueblo vasco, esto es, la libre decisión de éste sobre su futuro estatus político. Y eso es exactamente lo que hizo Rodríguez Zapatero en el Congreso el 29 de junio de 2006 al afirmar: "Los ciudadanos de Euskadi disfrutan del mayor autogobierno que han tenido nunca en su historia con el Estatuto de Gernika, elaborado al amparo de la Constitución de 1978. Decidieron, los ciudadanos vascos, libremente su futuro. Desgraciadamente ha persistido la violencia, la coacción y el terror. Tenemos la oportunidad de poner fin a esa situación, y desde los principios del pasado, desde los principios democráticos, les digo que el Gobierno respetará las decisiones de los ciudadanos vascos que adopten libremente, respetando las normas y procedimientos legales, los métodos democráticos, los derechos y libertades de los ciudadanos, y en ausencia de todo tipo de violencia y coacción."

He aquí una prueba evidente de la rendición de ZP ante ETA, y curiosamente es desconocida por la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles, incluyendo a los votantes del PP, dado que este partido, misteriosamente, ha renunciado a explotarla en ese sentido. Y esa es la gran incógnita que se nos plantea: ¿por qué el PP no desea aprovecharse de esa gran muestra de deslealtad de Zapatero para con España? ¿A qué espera Rajoy para desvelar el malvado plan de ZP para reconocer la libertad de decisión del pueblo vasco, tal y como reclaman los pérfidos etarras desde hace años?

La razón es tan siniestra como evidente: el PP sabe de sobra que el conocimiento del ciudadano español medio sobre el conflicto vasco es prácticamente nulo, que sólo conoce del mismo lo que le toca más de cerca, esto es, la violencia que ejerce ETA en el conjunto del Estado. En tal contexto, el españolito de a pie no suele reflexionar sobre las aspiraciones y reivindicaciones de los “terroristas”, pero muchos creen que la organización armada pretende imponer la independencia forzosa del pueblo vasco, pasando incluso por encima de éste. Otros van aún más allá y creen que ETA intentaría sumir en el terror a esa futura Euskadi independiente. En realidad, no hay tantos que sepan que ETA simplemente reivindica el reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo vasco.

Si a los españoles se les explicase la verdad, muchos no entenderían la intransigencia del Estado español en este asunto. No hablamos de una independencia forzosa, ni siquiera de un referendum a corto plazo. Se trata sólo de que el Estado regule de manera legal el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro, algo reconocido internacionalmente incluso en varios tratados firmados por España. Se trata de un derecho democrático, lo exija ETA o no, y gran parte de la resistencia del Estado a reconocerlo desaparecería si el conjunto de la ciudadanía comenzase a conocerlo. De ahí el miedo del PP a tocar siquiera de refilón ese tema. No es conveniente que los españoles conozcan esas circunstancias, sólo deben saber que ETA mata mucho, que el Estado español es muy democrático y que los terroristas pretenden que el País Vasco absorba a Navarra (afirmaciones que serían también muy discutibles).

El PP, en fin, cree que no es conveniente que el pueblo español conozca las aspiraciones de la izquierda abertzale, resumidas en las siguientes declaraciones de Arnaldo Otegi:

“-Supongamos que efectivamente haya una consulta en el conjunto de Euskal Herria, y supongamos que en Ipar Euskal Herria vota el 10% de los ciudadanos y en Nafarroa Garaia lo hace el 25%, por ejemplo. Para la izquierda abertzale, ¿eso sería suficiente?

-Con respecto al tema de la consulta, quizás hay algo que no aclaramos de forma suficiente. Nuestro esquema básico es que hay un pueblo con un conflicto que necesita una mesa en la que se alcance un acuerdo. Ese acuerdo tiene que resolver cómo se desarrolla la capacidad de decisión de los vascos, de forma acordada, teniendo en cuenta las diferentes realidades territoriales, la existencia de dos estados, la pluralidad, etcétera. Pero ¿qué hay que preguntar en la consulta? En la consulta hay que preguntar si se está a favor o en contra del acuerdo que hemos suscrito. Para que eso prospere hace falta que en el acuerdo haya al menos una fuerza unionista importante, tanto en el Estado español como en el Estado francés, junto a todo el resto de las que estamos de acuerdo. Y en ese caso no se darían esos porcentajes de participación. Hay que aclarar bien esto de la consulta…

-¿Por qué?

-Porque la primera consulta no es para decidir entre independencia, autonomía, federación… sino para decidir el acuerdo que hemos pactado. Es lo que se hizo en Stormont. Y si hay un gran acuerdo entre las diferentes sensibilidades políticas, eso sale aprobado.”

(. . .)

"-¿Cuánto tiempo pasaría desde el reconocimiento del derecho hasta su ejercicio efectivo?

-Se podrían distinguir dos fases. Hay una primera que entendemos que es el objetivo prioritario, que es el reconocimiento de Euskal Herria como nación y, por tanto, como sujeto de derechos políticos. Con ésta se supera el conflicto político. Y hay una segunda fase, que es la del ejercicio. Está claro que el ejercicio tiene que ser acordado, teniendo en cuenta las diferentes sensibilidades, relaciones de fuerza, culturas políticas… Se debe hacer sobre el acuerdo. ¿Cuándo planteará la izquierda abertzale el ejercicio de ese derecho? Para nosotros, lógicamente, en el momento en que sea una evidencia social, política y popular que la sociedad vasca y el pueblo vasco están preparados y lo suficientemente cohesionados como para dar el salto y construir un estado independiente. Yo no me atrevo a ponerle plazos a eso."
(“Mañana, Euskal Herria”, Iñaki Iriondo y Ramón Sola, editado por Gara).





23 junio 2007

Acto por el diálogo en Madrid


El pasado jueves 21, la Plataforma por la Paz, los Derechos, el Diálogo y la Negociación celebró un acto denominado "Diálogo y negociación, ¡en mi nombre sí!", al que asistimos mi novia y yo. El lugar elegido fue la Fundación Progreso y Cultura de UGT, situada en la madrileña calle de Maldonado, frente a los jardines de Gregorio Ordóñez, al lado del colegio General Mola y, como recordó uno de los asistentes, a unas pocas manzanas del lugar donde ETA hizo volar el Dodge de Carrero Blanco.

Intervinieron el cabeza de lista por ANV a las Juntas Generales de Álava, Aitor Bezares, y el historiador y jurista Manuel Fernández Trillo. El primero hizo un repaso del proceso de paz y de las causas del fracaso del mismo, centrándose sobre todo en la situación vivida en Euskal Herria a raíz de la aplicación de la Ley de Partidos sobre ANV, mientras que Fernández Trillo dedicó su tiempo a explicar de manera somera la legislación de excepción que el conflicto vasco ha generado.

Lo único decepcionante del acto fue la escasa afluencia de público, que no pasaría de más de una cincuentena de personas, y probablemente todas sin necesidad alguna de ser convencidas. Un fracaso en ese sentido si tenemos en cuenta que la misión principal de la Plataforma es extender sus planteamientos por Madrid y generar así un estado de opinión en la capital favorable al proceso de paz.

Aún así se agradecen estos soplos de aire fresco en una ciudad en la que es difícil encontrar una voz discrepante con las opiniones habituales sobre el conflicto vasco.



17 junio 2007

El Ejército del Fénix


Me envía Ruth información sobre el curioso caso del Ejército del Fénix, completamente desconocido para mí. Se trata del periplo sufrido por un chaval de 14 años, Eric Bertrán, natural de Llorens de Mar (Barcelona), que en 2004 mandó varios emails a supermercados y empresas establecidas en Catalunya, como Pascual, Mercadona o Día, reclamando el etiquetado en catalán para todos sus productos y la traducción al mismo de sus páginas web. Dado que a su temprana edad ya era webmaster de la web Ejército del Fénix (nombre inspirado en la literatura de Harry Potter), Eric firmó sus mensajes como “Cap de l´Exèrcit del Fènix” (Jefe del Ejército del Fénix), un nombre “amenazante” que motivó la denuncia anónima de varias empresas. Eric fue detenido por más de 20 guardias civiles de la brigada antiterrorista y fue acusado de amenazas terroristas, apología del terrorismo, ultraje a la bandera española y delito informático, teniendo finalmente que declarar por todo ello en la Audiencia Nacional. El caso finalmente se archivó, y la madre de Eric ha presentado denuncia contra la fiscal, la psicóloga del caso y el propio Estado, al que también prevé denunciar ante las Naciones Unidas o el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

He aquí un documental sobre el caso producido a finales de 2005 (en catalán):





05 junio 2007

Responsabilidades y conclusiones


ETA ha roto el alto el fuego permanente que declaró el 22 de marzo de 2006. Se cierra así definitivamente el proceso de negociaciones con el Gobierno de Zapatero, y con él las esperanzas de la sociedad vasca y buena parte de la española por arreglar de una vez por todas un asunto pendiente desde hace tantos años para el Estado español como es el conflicto vasco.

Cabe preguntarse qué tipo de errores han cometido unos y otros para que un proceso asentado sobre bases tan sólidas (varios años de contactos entre el PSOE y Batasuna que desembocaron en la llamada "propuesta de Anoeta") haya descarrilado tan pronto. Sobre todo teniendo en cuenta que en un principio los principales agentes implicados en el mismo hicieron una apuesta muy arriesgada y valiente: por un lado ETA dio el primer paso comunicando un alto el fuego permanente, y por otro el Gobierno se comprometió a iniciar una negociación con la organización armada, con todo el coste electoral que implica una decisión tan sumamente impopular.

A partir de ahí, todo se fue derrumbando poco a poco.

La derecha española comenzó una de las campañas más beligerantes y demagógicas que posiblemente haya sufrido gobierno alguno, acobardando de manera decisiva a Zapatero a la hora de llevar a cabo los gestos que serían previsibles (acercamiento de presos, legalización de Batasuna...) en un proceso de estas características. Así, el Gobierno prefirió realizar otros movimientos de cariz más político (la reunión entre Patxi López y los representantes de Batasuna o la resolución de apoyo al proceso en el Parlamento Europeo, por ejemplo) para tratar de contentar a los sectores abertzales que, sin embargo, jamás perdieron de vista que, aunque significativos, tales gestos no eran más que pequeños detalles de una importancia relativa.

A ello hay que añadir diversas ambigüedades por parte de la estrategia gubernamental, como la negativa de Zapatero a derogar la Ley de Partidos o la declaración institucional en la que se comprometió a respetar futuras decisiones del pueblo vasco enmarcándolas dentro de unos cauces legales que muy bien podrían servir precisamente para desvirtuarlas. Por no mencionar la creciente sensación de que lo que se pretendía por parte del PSOE era convertir la futura mesa de partidos en una mera reforma estatutaria. Daba la impresión de que la aspiración última de Zapatero era integrar a la izquierda abertzale en el seno del Estado por medio de un nuevo consenso político similar al que se dio durante la transición, lo que equivaldría a perpetuar sine die el conflicto vasco.

En ocasiones la actitud del gobierno llegó a extremos del calibre de "construir" (López Aguilar dixit) nuevas imputaciones a Iñaki De Juana.

Todo ello terminó por exasperar a los sectores más beligerantes de ETA, que no tardaron en actuar de manera amenazante (quema de la ferretería del concejal de UPN en Barañain, robo de 350 pistolas en Francia, amenazas durante el gudari eguna celebrado en Oiartzun...) para presionar al Gobierno y obligarle a cumplir sus compromisos, sin comprender que tales amenazas proporcionaban más munición a la derecha a la vez que limitaban aún más el margen de maniobra del Gobierno. Se produjo así un círculo vicioso que desembocó en el momento más crítico de todo el proceso: el atentado de Barajas. Una ETA demasiado impaciente asesinó a dos personas y consiguió con ello poner a la opinión pública española en contra de un proceso de paz que empezaba a resultarle al PSOE demasiado caro en términos electorales.

A partir de ahí se produjo un tira y afloja entre ETA y el Gobierno (caso De Juana, caso Jarrai, caso Otegi...) demasiado extenso y complejo como para relatarlo aquí, y menos aún para analizarlo detalladamente sin tener todavía la perspectiva que da la distancia, sobresaliendo del mismo una exigencia muy clara por parte de ETA a la hora de continuar las negociaciones: la presencia de la izquierda abertzale en las pasadas elecciones municipales. Ante ello, el Gobierno optó por ignorar los innumerables gestos de Batasuna (adaptación a la Ley de Partidos para crear ASB, propuesta de Anaitasuna...) e ilegalizar no solamente al partido sucesor de Batasuna, sino también a las agrupaciones electorales e incluso a la mitad de las listas de ANV. Estaba claro que ETA terminaría por tomar la funesta decisión de hoy.

En estos momentos, pues, no cabe sino aprender de los errores pasados y enmendarlos en la medida de lo posible. Sin embargo, después de lo sucedido va a ser difícil que una ETA que se siente absolutamente timada (por enésima vez) vuelva a proclamar otro alto el fuego que, de romperse, es consciente de que volvería a restarle aún más apoyo social entre las bases abertzales. Al mismo tiempo, también es improbable que ningún Gobierno español retome ningún tipo de negociación con ETA, visto el enorme coste electoral que está suponiendo para el PSOE en estos momentos. Y cuando ETA vuelva a asesinar, será mucho más difícil aún.

Es inevitable, pues, llegar a la conclusión de que gran parte de la culpa del fracaso de este proceso es de una opinión pública española absolutamente manipulada e ignorante en relación al conflicto vasco y de la que se ha aprovechado el PP para hacer oposición y poner contra las cuerdas al PSOE, lo que invalida cualquier esperanza de paz en el futuro. En ese sentido se ha pronunciado Arnaldo Otegi cuando ha afirmado que "es necesario que la opinión pública española sepa claramente que en Euskal Herria existe un conflicto político".

Cuando la opinión pública lo sepa por fin, el proceso de paz culminará felizmente para todos. Hasta entonces todo seguirá siendo incertidumbre.




31 mayo 2007

Obreros de derechas

Obreros de derechas son los peperos que regentan videoclubes, asadores de pollos, fruterías, bares, obreros de derechas son los porteros del barrio de Salamanca de Madrid que se inclinan al abrir las puertas de los Mercedes de los que descienden sin mirarles los señores a los que votan, obreros de derechas son los dueños de las peluquerías que no quisieron cerrar durante la huelga, y que esgrimen argumentos tan egocéntricos como 'a mí no me regalan nada los de la izquierda', obreros de derechas son también los trabajadores de a pie que no votan porque 'son todos unos ladrones', obreros de derechas son los taxistas que dicen que 'a la izquierda no, que me quitan lo que yo gano con mi esfuerzo'. Un obrero de derechas es aquel que no ve o no quiere ver más allá de los cuatro céntimos que ha reunido, y al que lo único que interesa es poner el aire acondicionado o la tarima de su pisito del extrarradio. También lo son los empleados de banca que se han visto obligados a hacerse un plan de pensiones privado, porque la seguridad social ya no las garantiza, y que, temerosos de perder sus ahorros, apoyan la opción conservadora.

Obreros de derechas son los contratados temporalmente que justifican la precariedad laboral con el argumento de que 'hay mucho vago que vive del cuento', obreros de derechas son los que entienden que las privatizaciones de los hospitales, de los transportes o de los colegios mejoran su funcionamiento porque así 'esos mangantes que no dan ni golpe ya no tienen garantizado el puesto'. Qué pena, Dios, qué pena. Y mientras tanto la verdadera derecha, la que se llena los bolsillos a raudales con la especulación inmobiliaria, con la información financiera privilegiada, con las prebendas políticas, con las OPAs hostiles, la derecha de los bancos, de los holdings, de Gescartera, toda esa auténtica derechona frotándose las manos. A estos idiotas, pensarán, les podemos quitar la seguridad laboral, el derecho a la huelga, la libertad de información, les podemos quitar hasta los pantalones y el orgullo, porque luego les dejamos que rebañen la cazuela y laman el plato, les damos las sobras y se conforman. Y encima llaman guapo a Aznar.

Fragmento de un artículo de Antonio López del Moral, escrito con ocasión de las elecciones municipales y autonómicas de 2003. Visto en Punto Rojo.


28 mayo 2007

Y sin tamayazo



No es mi intención analizar de manera pormenorizada lo que ha sucedido en las elecciones municipales y autonómicas a nivel estatal, pero no estarán de más algunos breves apuntes: la derecha ha conseguido 160.000 votos más que el PSOE, lo que significa que es muy posible que Rajoy llegue a la Moncloa en 2008. Evidentemente, la estrategia de la eterna rotura de España o de la presunta rendición del Estado frente al terrorismo han calado lo suficiente en el electorado como para seguir utilizándolas en los próximos meses, con más entusiasmo si cabe, como arietes contra el gobierno de Zapatero. Hay pocas excepciones a esta conclusión general: Navarra (donde el nivel de infamias lanzadas por el PP no tiene precedentes), Baleares y Canarias, principalmente; pocas si tenemos en cuenta que estamos hablando de un partido cuyo discurso es prácticamente similar al de la extrema derecha más minoritaria.

Pero hay una región cuyos resultados electorales necesitan de un análisis mucho más profundo, del que yo lamentablemente carezco. Se trata de Madrid, donde Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón han arrasado. ¿Acaso Madrid es facha, como algunos no dudan en afirmar desde ayer? Yo me resisto a simplificar tanto la situación, y quiero creer que en realidad no hemos asistido a una victoria arrolladora de la derecha, sino a una derrota monumental de la izquierda. El PSOE debería plantearse una renovación de sus representantes madrileños y sustituir a esos demagogos que son Miguel Sebastián y Rafael Simancas por otras personas más capaces y honestas. ¿Y qué decir de Inés Sabanés, candidata por IU para la presidencia de la Comunidad, que ha declarado sentirse “optimista” porque su partido ha pasado de 9 diputados a 11 en la Asamblea de Madrid? ¿Optimista cuando tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid van a ser gobernados por la derecha con mayoría absoluta (casi sería mejor decir absolutista) en los próximos cuatro años?

Está claro que en Madrid hace falta un proyecto político decididamente de izquierdas, con propuestas progresistas sobre todo en materias sociales, económicas y fiscales (alguien debería explicar al PSOE que la eliminación de impuestos es una medida de derechas que Aguirre aplica mejor que ellos), que saque de la apatía política a ese sector de la izquierda abstencionista que sólo Aznar, con sus aventuras bélicas, consiguió llevar a los colegios electorales durante los comicios de mayo de 2003 (en Madrid) y los de marzo de 2004 (en el conjunto del Estado).

En cualquier caso, lo más inquietante de lo sucedido ayer es sin duda el evidente mensaje que el pueblo de Madrid ha lanzado a Gallardón y a Aguirre: queremos más obras faraónicas, un Madrid más endeudado, más parquímetros, más zonas azules y verdes, más presión fiscal (desapareciendo a la vez impuestos regresivos como el de sucesiones, por ejemplo), más pasos decisivos hacia la privatización de la sanidad madrileña, y una televisión pública que manipule aún más la información. Ah, y más corrupción urbanística. Todo ello aderezado con unas buenas dosis de vivas a España, por supuesto.

Vive Dios que responderán de manera adecuada a nuestra petición.



PD: Finalmente, en Euskadi y Navarra se consumó el pucherazo.



09 mayo 2007

"Golpe de timón" en 2006

Recientemente el periódico catalán L´Avenç ha publicado una entrevista a Pasqual Maragall en la que el ex president de la Generalitat afirmaba, entre otras cosas, sentirse "traicionado" por el presidente del Gobierno. Se refería concretamente al espinoso asunto del Estatuto catalán y a su reemplazo (a todas luces forzoso) por Montilla como candidato por el PSC para la Generalitat: según afirma, el "Zapatero federalista" fue reemplazado por el "Zapatero felipista".

Cabría preguntarse, desde luego, cuándo sufrió Zapatero ese cambio. ¿En qué momento pasó de ser "federalista" a ser "felipista", usando la propia terminología de Maragall? Si echamos la vista atrás y recordamos los acontecimientos que rodearon al nacimiento del Estatuto catalán, comprobaremos que tal giro en la política del presidente del Gobierno se produce precisamente al poco del discurso del teniente general Mena durante la Pascua Militar (6 de enero de 2006), en el que advirtió que el Ejército, amparándose en el artículo 8 de la Constitución española, podría intervenir en la vida política si se diese el caso de que un Estatuto de autonomía (y mencionó de manera amplia al Estatuto de Catalunya) excediese los "límites constitucionales". No hace falta leer entre líneas: se trata, lisa y llanamente, de una amenaza de golpe de Estado.

Es verdad que Mena fue condenado a ocho días de arresto domiciliario, y que incluso fue cesado de su cargo. Pero lo cierto es que se iba a jubilar en marzo, apenas dos meses después, lo que hace sospechar que el general previó las consecuencias de su actuación (el Gobierno no podía hacer otra cosa de cara a la opinión pública), y aún así decidió realizar su famoso discurso dado que su carrera militar estaba a punto de finalizar. Muy probablemente el general creyó que estaba sacrificando el final de su carrera realizando un servicio a su país. Fue algo así como su particular "salvación" de la patria.

Los medios de desinformación, en su línea habitual, dieron a entender que la actuación de Mena no era más que la de un viejo general derechista que actuaba por cuenta propia, en una especie de desafío personal y absurdo al gobierno de Zapatero, y echaron toda la tierra que pudieron sobre el asunto. Sin embargo, y mientras que el Ejército como tal jamás se desmarcó de las palabras de Mena (la petición de cese por parte del jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz, no deja de ser un nimio gesto teniendo en cuenta que el discurso de Mena fue pronunciado en presencia del Rey), la Asociación de Militares Españoles defendió en una carta pública la postura del general. Por lo que respecta a la derecha política, el PP justificó las amenazas golpistas. En vista de todo ello, cabe preguntarse si el discurso de Mena no fue sino una advertencia lanzada al Gobierno por parte de la cúpula del Ejército (o al menos de los generales más reaccionarios del mismo), que habría elegido a Mena como su portavoz e inevitable "peón" a sacrificar.

Hay que tener muy en cuenta también el momento elegido por el señor Mena para realizar su particular discurso: un momento en el que el Estatuto se encuentra bloqueado en la Comisión Constitucional del Congreso desde hacía semanas precisamente a causa de las dos cuestiones más espinosas para la derecha: la definición de "nación" y el modelo de financiación. Sólo unos pocos días después de la amenaza golpista (el 21 de enero), Zapatero daba la sorpresa haciendo público un preacuerdo con Artur Mas (líder de la derecha catalana, no lo olvidemos) para desbloquear el texto y aprobar un Estatuto descafeinado y recortado a la baja. Pacto, por cierto, realizado a espaldas de ERC y del propio PSC de Maragall.

El resto de la historia es de sobra conocida: aprobación del Estatuto mediante referendum, liquidación del efímero tripartito, sustitución de Maragall por Montilla como candidato a la Generalitat... En la actualidad el Estatuto catalán se encuentra paralizado y al borde de la liquidación total después de que el PP lograse llevarlo ante el Tribunal Constitucional, que a día de hoy no se ha pronunciado todavía.

Parece, en fin, que las amenazas de Mena fueron consideradas lo suficientemente serias como para producir en la política del gobierno de Zapatero un giro o, como se decía en los ambientes políticos previos al 23-F, un "golpe de timón". También así podemos explicarnos la actitud absolutamente cobarde y pasiva de Zapatero frente al proceso de paz vasco.




02 mayo 2007

Maniobras extrañas


El pasado 30 de abril, el diario El País publicaba en portada una foto de Iñaki de Juana Chaos paseando junto con su novia por el aparcamiento del Hospital Donostia de San Sebastián. No es algo extraño en un preso sometido al segundo grado y bajo tratamiento médico en un hospital; lo extraño, más bien, es el medio que publica la imagen: precisamente el periódico mas afín al PSOE. Teniendo en cuenta que la publicación de la misma (precisamente en la portada) no hace sino proporcionar munición a la estrategia del PP, cabe preguntarse qué sentido tiene tal maniobra a menos de un mes de las elecciones locales y autonómicas.

Podría pensarse que se trata de un hecho aislado, pero recientemente hemos tenido conocimiento de que El País ha criticado también en un editorial el "oportunismo" de Zapatero al ceder el castillo de Montjuic al ayuntamiento de Barcelona justo en época preelectoral.

¿Qué extrañas maniobras está realizando El País y, sobre todo, por qué? A tal respecto, escribe Javier Ortiz:

"Tremendo, el marcaje de El País al Gobierno de Zapatero para ponerle difíciles las cosas en las próximas elecciones municipales y forales vascas. Con lo de ANV, el diario de Polanco ha sufrido una auténtica rabieta, empeñado en dar argumentos para que alguien, quien fuera, ilegalizara las históricas siglas del laicismo nacionalista vasco y jodiera la manta, como decían los quintos de antaño. (...) Me dicen que, hace ya muchos meses, se celebró una cena (¿o era una comida? Da igual) entre Rodríguez Zapatero, ya presidente del Gobierno, con la gente más prominente del staff de El País, Jesús Polanco al frente. Los gurús del diario independiente de la mañana atacaron en tropel, reprochando a Zapatero la limpia que había hecho en la dirección del PSOE tras el XXXV Congreso, depurando a la práctica totalidad de la vieja guardia felipista y poniendo en cuestión su línea atlantista, neoliberal y españolísima."

En todo caso, si Zapatero se enfrenta no solamente a la ofensiva (tremenda ya de por sí) de la totalidad de los medios derechistas, sino también al que hasta ahora era el único medio escrito leal al PSOE, realmente lo tendrá difícil para ganar las próximas elecciones generales. El presidente del gobierno se encuentra, pues, en una situación realmente delicada.





29 abril 2007

Muere el juez Navarro

Ha fallecido a los 67 años el juez Joaquín Navarro Estevan, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid.



Se trataba de un juez muy sui géneris: auténticamente de izquierdas, fue senador por el PSP de Tierno Galván en las Cortes Constituyentes y luego diputado por el PSOE durante la primera legislatura, entre 1979 y 1980, año en el que dimitiría de su escaño tras el apoyo que otorgó su partido a la infame ley antiterrorista de la UCD. Ello supuso su retiro definitivo de la política, asqueado con el fraude que supuso la Transición, que siempre criticó debido a la inexistencia de una separación de poderes efectiva y, por tanto, de una auténtica democracia, ideas que plasmó en su excelente obra "25 años sin Constitución" (Foca, 2003).

Posteriormente estuvo destinado en Donostia como juez decano, lo que le permitió conocer de primera mano la realidad del conflicto vasco, sobre el cual escribiría libros llenos de solidaridad con la causa abertzale (a pesar de su origen almeriense) como "Buenos días, Euskadi" (Foca, 2000), "Fulgor de libertad (el Estado contra Euskal Herria)" (Kale Gorria, 2001) u "Homenaje a Euskal Herria" (Txalaparta, 2003).

La muerte de un hombre como él, crítico siempre con el poder y sus abusos (denunció siempre las torturas y la represión del Estado, y su último libro dedicado al conflicto vasco está dedicado a "las presas y presos vascos, expulsados de su tierra y de su gente"), deja a Madrid sin una voz necesaria en estos tiempos inciertos en los que el proceso de paz parece descarrilar poco a poco. Esperemos que su muerte no sea un presagio en ese sentido.

Como no podía ser de otro modo, el primer medio que se ha hecho eco de su fallecimiento ha sido Gara. Y quizás sea el único que lo haga.

Descanse en paz.



21 abril 2007

Terrorismo... eres tú


El pasado lunes 16 de abril, el diario argentino Clarín publicaba una entrevista con el fundador del Partido Popular y actual presidente de honor de dicho partido, Manuel Fraga. En ella, el veterano político se despacha agusto contra el gobierno de Rodríguez Zapatero, y contesta a las preguntas del entrevistador con la sinceridad a la que nos tiene acostumbrados.

Tras hacer un breve repaso de la historia española moderna (en el que afirma que el siglo XX constituyó "el fracaso de los intentos republicanos y otra guerra civil", intentando así responsabilizar a la propia República de su desaparición, producida a raíz de un golpe de Estado fascista con el que siempre comulgó), afirma sin ningún tipo de rubor que la invasión de Iraq se realizó con la intención de "poner fin a todos los problemas de Oriente Medio". Como si los mayores responsables de dichos problemas no fuesen los EE UU e Israel, sino el régimen de Saddam Hussein. Sin embargo, Fraga cree que tal masacre "salió mal", quizá porque el trío de las Azores no encontró en los iraquíes la docilidad que preveían. Del mismo modo, cree que hubo "errores explicables" (no especifica cuáles), pero que en cualquier caso no constituyen una carga para el PP.

Cuando el periodista le recuerda que tales errores "costaron 650.000 muertos", el muy malnacido responde: "A nosotros, ninguno", y cabría preguntarse a qué se refiere el señor Fraga por el concepto "nosotros": ¿occidentales? ¿europeos? ¿españoles? ¿miembros del PP? Quizá en su mente enferma el concepto "nosotros" designe a los seres humanos, en contraposición a los iraquíes que, para él, no merecerían tal título.

De cualquier modo, Fraga parece justificar en la entrevista tal masacre por lo que hizo en el pasado el régimen de Saddam Hussein, lo que sería tanto como justificar cualquier asesinato masivo de españoles alegando los múltiples crímenes del franquismo, en varios de los cuales (asesinato de Julián Grimau, masacre de Vitoria...) tuvo una responsabilidad especial el entrevistado. Pero Fraga no se refiere sólo a los crímenes de Saddam contra su propio pueblo, sino a la "inestabilidad" creada por el dictador iraquí al hacer la guerra contra Irán o invadir Kuwait, hechos que obligaron a las "superpotencias" a "poner orden" en la zona mediante la invasión de 2003. La guerra de Irán-Iraq sucedió en la década de los 80, y la invasión de Kuwait se produjo en 1990, pero para Fraga está claro que eso son detalles menores que no vienen al caso. Lo fundamental son las soluciones mágicas del ex ministro franquista ("no, yo no soy conservador, soy del centrismo reformista, yo lo fundé", afirma con total descaro): frente a una hipotética "inestabilidad", lo mejor es la invasión, el bombardeo, el asesinato masivo y la rapiña.

Hay algo en lo que Fraga y yo coincidimos: "en el mundo hay una amenaza mundial terrorista". ¿Qué es terrorismo? ¿Y tú me lo preguntas, don Manuel?....



10 abril 2007

Fuera de Madrid



Música: "Todos los paletos fuera de Madrid", de Séptimo Sello (1981). Todo un clásico de la "movida madrileña".


(Visto en "...que la viga en el propio")

03 abril 2007

Sábado santo abertzale



El 10 de febrero de 1977, y en virtud de la Ley de Reforma Política aprobada en referendum el 15 de diciembre, fue legalizado en España, entre otros partidos políticos, el PSOE. Pocos en ese partido recuerdan aquellos tiempos de clandestinidad y prohibición que ahora pretenden aplicar a otros.

Ese aniversario ya se nos pasó, y ahora se nos avecina otro: el próximo sábado se cumplirán 30 años de la legalización del PCE. En efecto, el Gobierno de Adolfo Suárez esperó al 9 de abril, Sábado Santo (cuando millones de españoles se encuentran de vacaciones y desconectados), para legalizar a los comunistas, con la esperanza de que la noticia tuviese una repercusión menor y, por tanto, también las críticas de la extrema derecha. Aún así un ministro dimitió y el "demócrata" Manuel Fraga acusó a Suárez de dar un "golpe de Estado".

¿Tendrá Zapatero la valentía que tuvo Suárez (la derecha, no lo olvidemos) en 1977 y legalizará a Batasuna, aunque sea en Sábado Santo para minimizar las críticas de la derecha? Treinta años después del "sábado santo rojo"... ¿sería posible tener un "sábado santo abertzale"?



29 marzo 2007

¿Operación Morder?

Irán captura a 15 marines británicos acusados de penetrar en aguas territoriales iraníes, circunstancia que no está clara del todo pero que curiosamente coincide con el mayor despliegue militar de Estados Unidos en el Golfo Pérsico desde 2003. ¿Se prepara un ataque militar sobre Irán utilizando la captura de marines británicos como excusa?

Hugo Chávez, basándose en informaciones procedentes de los servicios de inteligencia rusos, afirma que EE UU bombardeará 20 instalaciones nucleares iraníes (además del centro de comando de las fuerzas armadas iraníes) el próximo 6 de abril, en una operación bautizada como "Morder". ¿Es un rumor? ¿Quizá una filtración interesada para sondear la reacción de la opinión pública internacional? En cualquier caso Zapatero ya ha dado pistas acerca del futuro posicionamiento del Estado español ante un hipotético ataque a Irán.



22 marzo 2007

Ante las próximas elecciones municipales y autonómicas

José María Aznar en 1996:

- PREGUNTA: ¿Qué opina de que ahora se intente ilegalizar a HB?

- AZNAR: Que es una cuestión absolutamente estéril. Hay que actuar contra las personas que amparar, jalean o hacen apología del terrorismo, contra personas concretas, imputarles los delitos de los que son culpables, ponerles delante de un juez y que sean juzgados. Eso es lo que hay que hacer...

Al ser de izquierdas, yo voy más allá que Aznar y creo que la Ley de Partidos es antidemocrática además de jurídicamente aberrante. Por consiguiente, creo que debería ser abolida cuanto antes o, al menos, debería permitirse a Batasuna (único destinatario de la ley infame) sortearla y presentarse a las próximas elecciones municipales. Eso es lo que espero, como ciudadano, de un sistema electoral que se dice democrático.

Por todo ello, y ante el dilema moral y político que representa para mí la participación o no en las próximas elecciones municipales y autonómicas, he decidido que sea el Gobierno el que decida si debo votar o no: sólo votaré si Batasuna logra por fin presentarse a las elecciones. En tal caso, aceptaré que el PSOE está comprometido realmente con el proceso de paz, y merecerá la pena ayudar con mi voto a frenar a una derecha volcada en sabotear todo atisbo de solución para el conflicto vasco, y ello además en un contexto de elecciones realmente democráticas. Por desgracia es sólo una decisión personal, y no una opción generalizada entre la izquierda española, que es lo que realmente podría funcionar como medida de presión.

Después de que la fiscalía de la Audiencia Nacional haya retirado su acusación contra Arnaldo Otegi, reconozco que tengo esperanzas de poder votar.



El final de una farsa

Por fin acabó el 18/98:

17 marzo 2007

Contra la guerra

El hecho de que el PSOE, que no ha dudado en brindar apoyo político y militar al terrorismo de la OTAN en Afganistán, se atreva a sumarse a la manifestación que ha transcurrido hoy en Madrid, es realmente preocupante. Pero el hecho de que ninguna de las asociaciones que realizaron la convocatoria en España haya criticado al PSOE por ello, me parece decisivo a la hora de decidir si sumarse o no a la misma.

Soy de los que están en contra de que un país masacre a otro, sea en Iraq o en Afganistán. Y por favor, que no me hablen de "misiones humanitarias" ni de resoluciones de la ONU.




06 marzo 2007

Dos ejemplos de chantaje


1º - Un preso político condenado a 12 años de cárcel (posteriormente rebajados a 3) por dos artículos de opinión se declara en huelga de hambre por entender que su situación penal es injusta. A medida que la huelga se prolonga la salud del preso en cuestión se va resintiendo, y el gobierno toma la decisión de alimentarle forzosamente, lo que constituye una violación de los derechos humanos, según la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. La salud del preso, sin embargo, empeora por momentos, y el gobierno teme incluso su muerte. Dado que la ley establece que el Estado hará todo lo posible para impedir la muerte de todas las personas que estén bajo su custodia, el gobierno toma la decisión de aplicarle la "prisión atenuada", o lo que es lo mismo: cumplir el resto de la condena en su domicilio bajo vigilancia telemática.

2º - El diputado por UCD Javier Rupérez es secuestrado por ETA político-militar en 1979: la organización pide un rescate de 200 millones de pesetas para su liberación. Ésta se produce tras 31 días de secuestro y después de que el gobierno de Suárez hubiese realizado el pago del rescate con cargo a los presupuestos de RTVE. Años después, durante el juicio por los fondos reservados, el general Sáenz de Santamaría declararía que la decisión de ceder ante ETApm la tomó Adolfo Suárez en persona, y que el dinero salió en realidad de los fondos reservados.

Dejo al lector la tarea de identificar las diferencias entre un caso y otro.




05 marzo 2007

No son tan evidentes

Escribe Javier Ortiz en su último "Apunte del natural":

"Tenía unas ganas casi irreprimibles de enfatizar cómo Iñaki de Juana, en efecto, puede acabar en libertad tras cumplir menos de 20 años de reclusión por 25 asesinatos, cosa que muchos consideran una birria, pero que no parece indignar a nadie –y menos a esos muchos– que la treintena de víctimas mortales de los GAL hayan quedado a beneficio de inventario, como si no valiera la pena enfadarse porque no se haya hecho nada serio contra quienes decidieron su muerte, contra quienes la planearon y contra quienes la ejecutaron.

También me apetecía preguntar a los paladines hispanos de la buena conciencia universal cuánto tiempo tarda un asesino en dejar de serlo. O sea, cuándo prescribe esa impronta, si es que alguna vez lo hace. Y si lo hace para todos. Porque veo que, en el caso de De Juana, han decidido que es y será asesino de por vida, y así lo califican a todas horas venga o no venga a cuento, pero constato que, si se trata de individuos que cometieron crímenes espantosos cuando ejercían de gerifaltes del franquismo, dan sus actos por sobradamente redimidos y perdonados. O ni eso: los agasajan como gentes de bien, con derecho a afirmar, como De Juana, que no se arrepienten en absoluto de haber librado a unos cuantos de la pesada carga de vivir.

Pero, según se me han ocurrido estas reflexiones, he concluido de inmediato que estaba de sobra ahondar en ellas, de puro evidentes que resultan."
El señor Ortiz se equivoca cuando afirma que tales consideraciones son evidentes. No lo son: han sido asesinados por tropas estadounidenses 16 civiles en Afganistán el mismo día en que son enviados 120 soldados españoles más para colaborar con EE UU en la criminal ocupación del país asiático. Desde el año 2001 el Gobierno español es cómplice de una operación militar que ha ocasionado la muerte no de 25 personas, sino de al menos 20.000, según The Guardian. Y todo ello no con el propósito de liberar a un país, o conseguir la independencia de alguna nación. No. El propósito es la construcción de un oleoducto multimillonario.

Y no veo que nadie se indigne demasiado por ello. A Dios gracias, nadie tira cócteles Molotov contra la embajada de EE UU, y los que son arrojados contra sedes del PSOE no lo son por la vergonzosa colaboración de este partido con instituciones de reputación tan terrorista como la OTAN, sino por haber cumplido la ley en lo que respecta a un preso que estaba al borde de la muerte y cuya condena ya cumplió en 2005.

Definitivamente, las reflexiones de Ortiz no son tan evidentes.


(Edito: al día siguiente de escribir estas líneas un ataque aéreo de la OTAN mata a otros nueve civiles en Afganistán: cinco mujeres, tres niños y un hombre. Y sigue sin haber ningún tipo de protesta ciudadana por esta masacre de la que España es cómplice.)



02 marzo 2007

La democracia española: una ficción

El fundamento del llamado “Estado de Derecho” lo constituye la división de poderes, requisito indispensable a la hora de determinar la calidad de una democracia: el poder legislativo controla al ejecutivo, y el judicial a su vez controla a ambos. En España, sin embargo, y tal y como se planeó en la Constitución, el poder ejecutivo (el Gobierno) controla al legislativo y, directa e indirectamente, al judicial.

En lo que respecta al legislativo, es cierto que el Gobierno es votado por el Congreso (dejaremos a un lado al Senado, por cuanto su función consiste únicamente en ratificar decisiones del Congreso), pero a partir de entonces éste pierde todo control del ejecutivo. Un claro ejemplo lo constituye la moción de censura, que en España es “constructiva”: hace falta mayoría absoluta para derribar al Gobierno y mayoría absoluta para proponer un candidato alternativo, y todo ello en la misma votación. Algo, por tanto, casi imposible. Otro ejemplo más: las comisiones de investigación deben ser aceptadas por el Gobierno y algún aliado, lo que las hace prácticamente inviables. En realidad, el poder de control del Congreso se limita a naderías tales como preguntas y quejas, algo que podemos comprobar cada miércoles en la llamada “sesión de control al Gobierno”.

Pero el problema es aún más complejo si tenemos en cuenta la innumerable competencia legislativa del Gobierno (iniciativa legislativa, decretos-leyes, legislación delegada, etc.), que demuestra que el ejecutivo arrebata descaradamente las competencias del legislativo. Y si a todo lo anterior le añadimos el hecho de que el Gobierno tiene la posibilidad de disolver las cámaras cuando quiera, descubrimos que la idea de que el Gobierno está controlado por los representantes del pueblo no pasa de ser una broma de mal gusto en España.

Pasemos ahora al poder judicial: su máximo órgano de gobierno es el Consejo General del Poder Judicial, facultado para el nombramiento de todos los cargos clave de la judicatura. Está integrado por vocales designados por los partidos más numerosos del Parlamento (básicamente dos, de ahí que siempre se clasifique a los jueces en “conservadores” o “progresistas” o, sin eufemismos, del PP o del PSOE, respectivamente), y su poder para recompensar y castigar es arbitrario y sin control alguno: ni siquiera tiene por qué justificar sus decisiones. Si el legislativo es un apéndice del ejecutivo, el poder judicial es un apéndice del legislativo. Como podemos comprobar, la fuente de todo poder en España emana del Gobierno.

Aparte de eso, el Gobierno tiene en la práctica mucho más poder judicial que el CGPJ: posee el Ministerio Fiscal, es el jefe de la policía judicial, el titular del indulto y del régimen penitenciario, etc. Además, todos los medios materiales de la justicia y todo su personal colaborador dependen del propio ejecutivo.

De este modo no existe ningún mecanismo efectivo para controlar al gobierno o al poder político en general, que campa a sus anchas sin que nadie pueda poner coto a sus desmanes y corrupciones varias. Ni que decir tiene que la prensa como contrapeso del gobierno no pasa de ser una broma, toda vez que casi la totalidad de los medios de comunicación españoles pertenecen a grupos empresariales ligados directa o indirectamente a uno u otro partido.

Otra forma de evaluar a la “democracia” española puede ser a través del grado de libertad de expresión existente en ella, en cuyo caso el resultado sería un claro suspenso. Aparte de la multitud de publicaciones (Egin, Egunkaria, Ardi Beltza, Kale Gorria…) que han sido cerrados por orden judicial, o en realidad gubernamental, en el Estado español existen delitos tales como “calumnias a la Corona”, “calumnias a las instituciones del Estado” (Gobierno, CGPJ, Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo, etc.), “ultrajes a España” o aquel tan difuso de “enaltecimiento del terrorismo” (artículos 490, 504, 543, 578, respectivamente, del Código Penal).

Sí es cierto que los españoles disfrutamos de votaciones libres (con varios “peros”, entre ellos la circunscripción provincial) o de una gama de libertades mucho más amplia que en el franquismo, y seríamos ciegos si no lo reconociésemos. Sin embargo, todavía padecemos a tribunales y leyes de excepción que anulan varios derechos y libertades constitucionales. Y el pluripartidismo inherente a toda democracia dejó de existir en España desde el momento en que se creó la infame Ley de Partidos. Dejaremos el capítulo de la monarquía (antidemocrática por definición e impuesta por la dictadura sin el beneplácito popular) para otra ocasión.

En resumen, la reforma del Estado franquista que fue la transición no nos otorgó más que una precaria democracia a la que es dudoso calificar como tal. Lo cierto es que la dictadura se perpetuó a sí misma reformándose y adaptándose a los nuevos tiempos, pero sin tocar lo más mínimo lo más esencial de ella: el poder absoluto y sin control del Gobierno. Para ese lavado de cara fue absolutamente necesaria la colaboración de la oposición democrática, a través de los dirigentes partidistas de entonces, y el fruto de ese siniestro pacto no podía ser otro que un Estado pluripartidista (hasta cierto punto) y con una amplia gama de libertades (hasta cierto punto), pero dirigido por un gobierno que dispone de un poder tan totalitario como en cualquier momento de la dictadura de la cual es sucesor y heredero.

25 febrero 2007

Otra manifestación ahogada en sangre

Vídeo de la manifestación del 24 de febrero en Bilbao, editado por Jabiero:



Y aquí, interesante entrevista realizada por La Vanguardia a Arnaldo Otegui.

15 febrero 2007

Las cifras del conflicto vasco

MUERTOS:

-817 víctimas de ETA. 478 pertenecían a cuerpos de seguridad del Estado. El resto, civiles.
-75 en enfrentamientos armados.
-70 víctimas de la guerra sucia. 2 de ellas además fueron violadas.
-44 militantes de ETA por explosión de sus propias bombas.
-35 en manifestaciones o actos de protesta.
-32 (otros).
-24 civiles en altercados con policías y otros casos.
-22 refugiados o deportados.
-20 personas muertas en controles de carretera.
-16 familiares o amigos de presos de ETA muertos en accidentes de tráfico en viajes a las cárceles.
-9 presos en la cárcel (más 8 a consecuencia de ella, según AAB y “Euskal Herria y Libertad”).
-5 personas desaparecidas: dos de ellas encontradas en cal viva.
-6 empresarios por paquetes bomba de “mafias”.
-4 en comisaría (9 más según AAB, también a consecuencia de malos tratos).
-4 en registros de vivienda.
-2 fusiladas.
-Un número indeterminado de suicidios de policías, ex presos, torturados…


HERIDOS:

-3.959 por cargas policiales en movilizaciones. Más de 200 con herida de bala o pérdida de visión por pelotazos.
-2.367 por atentados de ETA. De ellas, 1.294 han quedado con incapacidad física.
-242 por la extrema derecha.
-114 familiares o amigas/os en 23 accidentes graves camino a las cárceles.
-26 personas heridas por “kale borroka”, al menos.
-19 en controles policiales.
-15 por paquetes bomba de “mafias”.
-3 casos no aclarados.
-Un número indeterminado de policías heridos en manifestaciones y huelgas, así como por disparos fortuitos entre ellos.


ATENTADOS:

-3.391 acciones armadas por parte de ETA entre los años 1968 y 2002.
-3.991 actos de vioencia callejera de 1991 a 2004.
-587 agresiones y atentados ultras y parapoliciales (1977 - 1980).
-21 atentados contra sedes políticas (1977 - 1989).
-Un número indeterminado de atentados después.


SECUESTRADOS:

-53 personas secuestradas (10 de ellas, con resultado de muerte).
-8 secuestros por la extrema derecha o parapoliciales (7 de ellos con resultado de muerte).
-Un número indeterminado de secuestros-interrogatorios.


TORTURADOS:

-5.390 denuncias entre 1977 y 2003.
-Centenares de casos en los años franquistas, de 1968 a 1976.


AMENAZADOS:

-Al menos 1.000 personas con escolta en el año 2003, y más de 300 con vigilancia preventiva de la Ertzaintza y Policía Foral.
-Un número indeterminado ha tenido que abandonar Euskal Herria.
-Un número indeterminado de personas reciben amenazas a través de distintos medios por parte de grupos ultras.


DETENIDOS:

-Más de 30.000 personas (de ellas, 8.172 acusadas de ser “miembros de ETA” según Interior).
-10.000 lo han sido en manifestaciones, huelgas, piquetes o asambleas.
-756 por expresión (carteles, pancartas, murales, pintadas...)
-546 por actos de violencia callejera (de 1996 a 2002).
-300 insumisos detenidos, juzgados o encarcelados.
-76 personas, acusadas de ser del GAL, BVE o ATE.


ENCARCELADOS:

-4.770 personas han pasado por la cárcel entre 1977 y 2001.
-696 presos políticos dispersados en 84 cárceles (572 en cárceles españolas y 124 en francesas).
-De los 1.249 presos en las 5 cárceles en territorio vasco a 2004, sólo 14 están acusados de pertenecer a ETA.
-5 presos permanecen en la cárcel por acciones del GAL en el Estado español.


LIBERTADES:

-5.946 sabotajes desde 1995 a 2002, según el Ministerio de Interior.
-Ilegalización de Xaki, Ekin, Haika, Segi, Askatasuna, Batasuna y Udalbiltza. 216 personas en espera de juicio.
-225 candidaturas electorales prohibidas y actas anuladas.
-Los cargos del PP y PSOE, así como sus sedes políticas, son objetivo militar de ETA.
-También han recibido amenazas, sabotajes y acoso formaciones políticas como UPN, PNV-EA, Aralar...
-220 inmuebles embargados.
-1.000 millones en multas contra 2.500 ciudadanos por movilizaciones (1994-2000).
-91 periodistas detenidos por la Policía, procesados o encarcelados.
-43 atentados de organizaciones armadas vascas y “kale borroka” contra periodistas y medios de comunicación.
-28 secuestros de publicaciones.
-27 personas de Egin y de Egunkaria en espera de juicio, 2 de ellas en la cárcel.
-11 atentados de la extrema derecha contra medios de comunicación (con 2 trabajadores muertos y 20 heridos).
-3 periodistas o promotores muertos por la extrema derecha.
-3 periodistas o directivos de medios de comunicación, muertos por ETA (pm) y ETA (m).
-2 periodistas heridos en atentados de ETA.
-Un 10% de periodistas asegura sentirse amenazado por ETA.
-3 revistas cerradas.
-2 periódicos cerrados.
-1 radio cerrada (además de las radios libres).
-Una larga lista de películas y libros secuestrados o censurados.


(Visto en Euskonews & Media, a través de Conflicto vasco)

13 febrero 2007

Concentración por Iñaki de Juana Chaos

Ayer, 12 de febrero, a las 20 de la tarde, se convocó una concentración frente al Ministerio de Justicia (Madrid) en apoyo del preso político vasco Iñaki de Juana Chaos. Sobre esa misma hora el Tribunal Supremo decidía rebajar la pena a De Juana de 12 a 3 años. No es la libertad que en justicia merece, pero al menos no son 12 años. Con la nueva rebaja de condena, quizá pueda salir en unos meses.

Aquí la crónica de la concentración, donde se corearon cosas como "cárcel del pueblo: Estado español" o "aquí se tortura, como en la dictadura":

09 febrero 2007

Los "derechos humanos" de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional ha hecho pública su decisión de no adoptar al preso político vasco Iñaki de Juana Chaos como "preso de conciencia", amparándose en que De Juana "fue condenado en 1987 por su participación en diversos atentados que costaron la vida a 25 personas". Según AI, "no es un preso de conciencia quien practica o aboga por la violencia".

Amnistía Internacional parece olvidar un "pequeño" detalle: el señor De Juana Chaos no está ahora mismo condenado a 12 años por participar en atentados mortales (hechos por los que ya fue juzgado y condenado en su momento, y cuya pena ya cumplió en su día), sino por escribir dos artículos de opinión. El objetivo era que, fuese como fuese, no saliese de prisión, tal y como afirmó el actual ministro de Justicia en julio de 2005. Y el hecho de que alguien sea condenado por escribir dos artículos de opinión es una clara vulneración del artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos ("todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión"), y por tanto estamos ante un caso evidente de "preso de conciencia", sea éste un asesino o no.

Si AI rehúsa defender a De Juana por su pasada implicación en actos violentos… ¿cómo es posible que sí hagan campaña, en cambio, para salvar la vida de Saddam Hussein y sus cómplices? ¿Acaso los antiguos gobernantes iraquíes no usaron la violencia contra su propio pueblo? ¿O quizá AI pretende que, una vez que una persona usa o propugna la violencia, vale todo contra la misma? Hasta hoy creíamos que los derechos humanos se disfrutan sólo por el hecho de ser humanos, sin más condiciones previas. Y de hecho ese es el criterio que aplica AI con respecto a Iraq o Guantánamo, por ejemplo. Pero en el caso de los presos políticos vascos, no.

No acaba ahí el despropósito: afirma Amnistía Internacional que la huelga de hambre de Iñaki de Juana es voluntaria (¡sólo faltaría que no lo fuese!) y que su alimentación forzosa no vulnera los derechos humanos; por tanto, dice sin rubor, no se posiciona en este asunto. Por suerte para los prisioneros de Guantánamo (que no para De Juana), los miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que visitaron la famosa base militar estadounidense sí que tienen algo que decir sobre la alimentación forzosa de los huelguistas de hambre:

"Las Declaraciones de Tokio y Malta prohíben a los médicos que participen en la alimentación forzada de un detenido, siempre y cuando el detenido pueda ser consciente de las consecuencias de negarse a recibir alimento. Esta posición se basa en el principio fundamental de la autonomía individual, repetidamente citado en la normativa de derechos humanos. Al igual que la Asociación Médica Mundial, la Asociación Médica Estadounidense y muchas otras han hecho suya la Declaración de Tokio. Además, en 2004, en el contexto de una huelga de hambre de los palestinos detenidos por motivos de seguridad, el Comité Internacional de la Cruz Roja informó de que sus médicos "instarían a las autoridades a no someter a los detenidos a una alimentación forzosa". Además, algunos tribunales nacionales han decidido, de acuerdo con el derecho que tiene toda persona a negarse a recibir tratamiento médico, que un Estado no puede alimentar a la fuerza a un prisionero. Mientras que algunos otros tribunales nacionales han adoptado una posición diferente, no está claro si han tomado debidamente en consideración las normas internacionales pertinentes.

De acuerdo con el Gobierno de los Estados Unidos, el Departamento de Defensa permite que los profesionales de la salud alimenten a la fuerza a los detenidos de la bahía de Guantánamo en los casos en los que la huelga de hambre ponga en peligro su vida o su salud. Sin embargo, la política de los Estados Unidos no se halla en armonía con el principio de la autonomía individual ni con la política de la Asociación Médica Mundial y de la Asociación Médica Estadounidense, y tampoco con la posición de los médicos del Comité Internacional de la Cruz Roja (como se ha señalado en el párrafo anterior), con la de algunos tribunales nacionales, y con la de muchas otras instancias.

Desde la perspectiva del derecho a la salud, un consentimiento con conocimiento de causa previo al tratamiento médico es esencial, como lo es su “corolario lógico”, el derecho a rechazar un tratamiento. Un detenido en plena posesión de sus facultades tiene, al igual que cualquier otra persona, derecho a rechazar un tratamiento. En resumen, administrar un tratamiento a un detenido en plena posesión de sus facultades sin su consentimiento, -incluida la alimentación forzada- es una violación del derecho a la salud, así como de la ética internacional aplicable a los profesionales de la salud."
Así, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU deja claro que la alimentación forzosa de De Juana, aún no pudiendo ser calificada de “tortura” (como alguna vez se ha oído) a menos que implique un trato degradante, sí que constituye una vulneración a los derechos humanos, concretamente al artículo 25 de la Declaración de los Derechos Humanos ("toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad").

Hasta ahora, las organizaciones de derechos humanos eran un medio de la sociedad para exigir a los distintos poderes públicos y privados el respeto a la legislación internacional en materia de derechos humanos. Triste es el día en que nos vemos obligados a exigir dicho respeto primeramente a organizaciones como Amnistía Internacional.