30 agosto 2007

La inteligencia de las bombas y de los iraníes


Esta es la viñeta que publica hoy el diario electrónico Libertad Digital. Se trata de la última creación de Cox y Forkum, dos dibujantes estadounidenses cuya afinidad ideológica, propia del neoconservadurismo de su país, no esconden en absoluto. De hecho, suele quedar bien reflejada en sus viñetas, como se puede apreciar en la que precede a estas líneas.

La viñeta hace alusión a la reciente "bomba inteligente" que Irán ha probado con éxito hace unos pocos días, noticia que Cox y Forkum intentan ridiculizar con una caricatura que destila racismo (o quizá simplemente fobia anti musulmana) por los cuatro costados. He ahí a una supuesta "bomba inteligente" que no es tal, sino una simple bomba atada a un burro, que suponemos será quien porte la bomba hasta un destino claro: Israel. De hecho es el propio presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien instruye al burro acerca de su misión ("luego tuerce a la izquierda en Jordania") con la ayuda de un mapa de Oriente Medio. Por si tuviéramos alguna duda acerca del destino final del burro y su bomba, en ésta se pueden contemplar escritas las palabras "Death to Israel". Hay que dejar bien claro que las intenciones de Irán jamás podrán ser defensivas, como aseguran sus mandatarios. Éstos son mentirosos por naturaleza, porque todos sabemos que odian a Israel y que su único propósito es borrar al Estado judío del mapa. Y a todo Occidente si pudieran.

Pero no debemos preocuparnos, porque los "moros" no son capaces de construir una auténtica "bomba inteligente". Su concepto de bomba inteligente es atar una bomba a un burro. Ni siquiera a un caballo: el burro despierta más en el lector la sensación de estupidez que la escena pretende crear. Del mismo modo, las letras "e" escritas al revés en la frase "Death to Israel" transmiten una sensación de analfabetismo: ¿cómo van a ser capaces los "moros" de fabricar una bomba inteligente si ni siquiera saben escribir? La viñeta plantea entonces una paradoja: una bomba inteligente no puede ser fabricada por gente que no lo es.

Pero el fondo del asunto va mucho más allá. Se trata de ridiculizar a ese Tercer Mundo que se atreve a intentar alcanzar cosas que son del dominadas por los occidentales. Las bombas inteligentes son un derecho nuestro, de nadie más, y asusta el pensar que otros pudieran llegar también a conseguirlas. Por tanto, es una necesidad el ridiculizar cuantos intentos se produzcan en ese sentido. Es mejor pensar que los "moros" analfabetos no conseguirán nunca llegar a ese estadio armamentístico porque son estúpidos, y por tanto es un terreno vedado para ellos.

Aunque la viñeta haya sido publicada por un medio de la extrema derecha, tales sentimientos son compartidos también por gran parte de la izquierda. En realidad se trata de suposiciones, prejuicios y temores típicamente occidentales, que tienen bastante que ver con nuestra trayectoria histórica, y que a su vez son consecuencia de ella.


14 agosto 2007

Premiado


Hace unos días, Ruth Adsuar (documentalista autora de obras como "Notas al Margen" o "Sumergidos", y experta en televisión) hizo entrega en su blog de los "premios" de su particular "RuthAcademia", es decir, realizó una selección de sus cinco blogs favoritos. Para mi sorpresa, mi blog fue elegido en un flamante segundo lugar, y no me resisto a citar las palabras de Ruth al anunciarlo:

"Y el Premio de la RuthAcademia es para:

Ricardo Mella, por su integridad y su valentía a la hora de abordar cualquier cuestión política, por sus razonamientos inteligentes, porque a pesar de los trolls él sigue a la suya, porque es capaz de tener una opinión y de defenderla sin faltarle el respeto a los demás y porque quiero que sepa que comparto su lucha y sus desvelos.

No recuerdo cómo llegué a Ricardo (o cómo llegó el aquí), pero me sorprende siempre que sea tan joven (yo suelo llamarle “pequeño” porque que te llamen pequeño siempre ha sido un fastidio), y que tenga unas ideas tan claras y sepa exponerlas tan bien. Se descubrió un día reconociéndose fan de la música de los 60 y el día que me dijo que había visto uno de mis documentales pasé una vergüenza atroz."

Cualquiera puede imaginar la ilusión que generan estas palabras en el autor de un blog cuya vida no llega ni al año, y que jamás tuvo intención de obtener reconocimiento o premio alguno. Es cierto que Ruth es una asidua visitante y comentarista de este humilde espacio casi desde sus comienzos, y ya es un honor saber que la autora de un blog de la calidad de La tele que me parió me sigue habitualmente. Pero descubrir que mi blog es uno de sus favoritos... es un auténtico orgullo.

Por todo ello, no me queda más que decir: GRACIAS, RUTH.

(Dedico mi "premio" al resto de personas que leen mi blog: amigos y enemigos, anónimos y conocidos, lectores habituales u ocasionales. Gracias a todos.)