10 marzo 2008

Perdió la izquierda

- Ganan PP y PSOE, tanto en número de votos como en escaños (ambos ganan 5 más). Un nuevo paso, pues, hacia el bipartidismo al estilo estadounidense.

- Se derrumba IU (pasa de 5 a 2 escaños), probablemente por la mala gestión de Llamazares, sin descartar del todo las excusas que ha presentado éste: la ley electoral, el voto útil y la tendencia bipartidista. En cualquier caso pierde su grupo parlamentario, por lo que pasará al Grupo Mixto como cualquier otra fuerza residual.

- Se desmorona ERC (pasa de 8 a 3 escaños). No hay que olvidar que los óptimos resultados que consiguió en 2004 fueron debidos principalmente a la feroz campaña que sufrió Carod-Rovira por aquellas fechas por parte de la derecha, a causa de su reunión con ETA.

- La derecha catalana (CiU) gana un escaño (dispone de un total de 11) y probablemente se apoye en ella el PSOE durante esta legislatura, dados los buenos resultados que le han dado su giro hacia el "centro".

- El PNV pierde más de 100.000 votantes y un escaño, siendo superado como partido más votado en Euskadi en favor del PSOE, por primera vez en su historia. ¿Augura esto una futura conquista del PPSOE del territorio vasco? Más de un independentista está temblando de miedo ante tal posibilidad.

- EA pierde su escaño y desaparece del Congreso. Será difícil que vuelva a él.

- Coalición Canaria pierde un escaño y se queda con 2.

- Nafarroa Bai y el BNG logran mantener su escaño cada uno.

- Novedad: el partido de Rosa Díez logra un escaño, por lo que lamentablemente seguirá cobrando del erario público.

- Mi opción personal no ha llegado a los 300.000 votos, y ha disminuido con respecto a 2004.

- La abstención estatal es más o menos la misma que la de 2004, aunque ha aumentado en Hego Euskal Herria hasta alcanzar los ocho puntos. La campaña de la izquierda abertzale en favor de la abstención ha hecho efecto, pero únicamente entre sus votantes habituales. ¿Habría habido más abstención de no producirse el atentado de ETA el último día de campaña? En todo caso no la benefició.

Las conclusiones son evidentes: sale muy perjudicado el multipartidismo en favor de PP y PSOE. El giro al centro derecha que van a tomar ambos partidos es evidente. Por otro lado, la izquierda parlamentaria se derrumba hasta casi desaparecer, mientras que surgen nuevas fuerzas de derechas como UPyD.

En fin, ahora más que nunca han ganado los de siempre, mientras que hemos perdido los demás.


10 comentarios:

Ruth dijo...

Totalmente de acuerdo. Una debacle, como suelen decir.

Que hagan una política visible y sincera. Que se dejen de apoyos y expresen su opinión sin reticencias ni reservas. Aunque igual todo esto es pedir demasiado.

Ricardo Mella dijo...

Pues sí, es pedir demasiado, para qué nos vamos a engañar. La política no se basa en la sinceridad, sino en el poder. Y para llegar al poder hace falta mentir muchas veces.

Komo dijo...

EL BNG tiene 2

Ricardo Mella dijo...

Es cierto, el BNG tiene dos escaños. Bienvenido al blog y gracias por la aclaración (es lo que tiene hacer las cosas deprisa y corriendo :P)

Darkhalf dijo...

No creo que pueda calificarse a UPyD un partido de derechas.
Está en la misma onda que Ciutadans que tampoco me parece un partido de derechas, no se a ti.

Ricardo Mella dijo...

Ambos partidos son profundamente españolistas. En lo que respecta a UPyD, su nacimiento se encuadra en un escenario de rechazo al proceso de paz vasco (lo cual es en sí misma una posición derechista), y toda la trayectoria política de los dirigentes de ese partido se ha basado en la tesis de la "rendición ante ETA" y en la confrontación con los nacionalismos periféricos. Ello dejando aparte qué tipo de figuras apoyan el partido: "izquierdistas" españolistas como Fernando Savater o Albert Boadella, o simplemente derechistas como Mario Vargas Llosa y Mikel Buesa.

Se podrá alegar que en el programa del partido se mencionan propuestas de izquierdas, lo cual me parece bastante irrelevante si observamos que la trayectoria política de sus fundadores se basa únicamente en la permanente hostilidad a los nacionalismos periféricos, sin que hayan aportado ningún otro tipo de propuesta política. Los programas son irrelevantes, en este caso y en todos.

Se podrá alegar también que el españolismo no es un valor de derechas, ante lo cual disiento: todo nacionalismo español que niegue el derecho de autodeterminación del resto de pueblos lo es.

Creo que la situación de Ciutadans es muy parecida a la de UPyD, con el agravante de que su presidente llegó a estar afiliado al PP precisamente durante los peores años de gobierno de éste: durante la invasión de Iraq.

Tristana y yo dijo...

Somos much@s los que perdemos cada vez que hay elecciones.
Esto de la demoracia representativa no da para mucho.

Ricardo Mella dijo...

Lo de "democracia representativa" es demasiado decir para un sistema como el español.

Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Y en qué consistía al final "un sistema como el español",señor mella?

Conste que considero algunos hechos en el "sistema español" injustos,por ejemplo que el poder representativo del PNV sea mayor que el de IU que en teoría le supera ampliamente en votantes.¿Sabe a lo que me refiero,verdad?,lo que no me sirve para afirmar que el "sistema español" no sea una simple iteracion de un modelo de democracia parlamentaria,que es lo que es.Usted puede votar a quien quiera,a quien más le guste,como yo hago.¿No hay partido que cumpla sus expectativas?Funde usted uno nuevo siempre que cumpla las leyes.¿Que su partido no gana las elecciones?En eso consiste la democracia,y si el PSOE ha ganado es porque más gente a votado al PSOE que al PP.Si PNV pierde 100000 votos que se orientan aparentemente en favor del PSOE,perdiendo escaños en el congreso de los diputados,es que el PSOE ha convencido más al electorado vasco que en otras ocasiones.Siento que no le guste y que le resulte una alarmante conquista españolista,pero es lo que hay.¿O tiene usted pruebas de que se manipulen resultados electorales?¿No las tiene?Entonces,tal y como digo,es una democracia parlamentaria en mayor o menor medida.Ya se que no le gusta.

Tampoco estoy de acuerdo con algunos de sus postulados que identifico con cierto dogmatismo ideológico.Yo estoy de acuerdo con las negociaciones porque son y siempre han sido un instrumento antiterrorista,una manera de poner fin a la violencia tras décadas de la misma;Especialmente se podía indicar la emprendida por el gobierno zapatero si se tiene en cuenta que al finalizar 2004,tras la caida de Antza y su cúpula,ETA no había estado más débil en toda su historia.Sin embargo,todo lo anterior no significa que se haya de estar "per se" en favor de la misma,ni que estar en contra te convierta en una persona de derechas.¿Qué tiene que ver,señor mella,el ser de derechas con el oponerse a una negociación?¿El simple hecho de que el lema machacón de "rendicion en mi nombre no" haya sido acaparado por la derecha española con el PP en vanguardia?

¿Y qué tiene que ver la hostilidad hacia el nacionalismo -Que no deja de ser legítima- con el ser de izquierdas o de derechas?¿Qué "propuesta" deberian hacer para pasar a ser considerados de centroizquierda,dando como hecho cierto que la diversión entre "izquierda" y "derecha" en la mayoria de los sistemas parlamentarios actuales es cada vez más difusa?

Con posterioridad alude a que todo "nacionalismo español contrario al derecho de autodeterminacion de sus pueblos" es de derechas,sin argumentar absolutamente nada más.Le convendría leer,señor Mella,algunas reflexiones del PCE español de los años 30 (fuertemente influenciado por las corrientes ideologicas estalinistas,pero esa es otra historia) acerca de los nacionalismos.

Post Data: Albert Rivera no estuvo nunca afiliado al PP,pese al bulo difundido por El Periódico.

Ricardo Mella dijo...

El problema del sistema electoral español no es sólo la conjunción de la circunscripción provincial y ley D´Hont, que lo convierten en bastante injusto ya de por sí. A ello hay que añadirle el hecho de que en España la palabra "democracia" le queda grande: jefatura del Estado no elegible e impuesta por un dictador fascista, ausencia de separación de poderes, criptoconfesionalismo católico, el Ejército con la misma misión que tenía durante el franquismo, tribuales y legislaciones de excepción, etc.

A todo lo anterior hemos de añadir la estrambótica Ley de Partidos, cuyo fin es única y exclusivamente poner fuera de la ley a una determinada fuerza política: derecho penal de autor basado en la ilegalización de determinadas actitudes, ideas u opiniones, y que convierten finalmente al injusto sistema electoral español en un simple pucherazo.

"Yo estoy de acuerdo con las negociaciones porque son y siempre han sido un instrumento antiterrorista,una manera de poner fin a la violencia tras décadas de la misma;Especialmente se podía indicar la emprendida por el gobierno zapatero si se tiene en cuenta que al finalizar 2004,tras la caida de Antza y su cúpula,ETA no había estado más débil en toda su historia."

Parece que usted entiende las negociaciones como una simple arma para doblegar al enemigo, una treta para confundirle o todo lo más una solución para pactar la rendición de éste. Ese concepto de "negociación" no lo comparto, aunque creo que González, Aznar y Zapatero sí.

Sin embargo,todo lo anterior no significa que se haya de estar "per se" en favor de la misma,ni que estar en contra te convierta en una persona de derechas.¿Qué tiene que ver,señor mella,el ser de derechas con el oponerse a una negociación?¿El simple hecho de que el lema machacón de "rendicion en mi nombre no" haya sido acaparado por la derecha española con el PP en vanguardia?

No, en realidad considero la negociación con ETA un valor de la izquierda española porque ésta ya negoció en su día con una organización asesina (el franquismo) para dar origen a la transición. ¿Por qué, entonces, no habría de poderse negociar con ETA?

Pero sepa usted que yo estoy en contra de negociar con ETA: creo que el Estado debe ceder a las exigencias de ETA no porque lo exija ésta o por que se negocie con ella, sino por simple justicia y decencia democrática, y ETA debería dejar de actuar por la misma razón. Pero ya que ninguno de los dos parece entrar en razón, veo con buenos ojos que se sienten a negociar con el fin de que ambos terminen por entrar en razón.

¿Y qué tiene que ver la hostilidad hacia el nacionalismo -Que no deja de ser legítima- con el ser de izquierdas o de derechas?

La hostilidad hacia los nacionalismos es más que legítima: es deseable. Yo mismo desprecio a todo tipo de nacionalismo, porque no solamente no soy nacionalista sino que además soy antinacionalista. Pero me temo que tanto UPyD como Ciutadans son nacionalistas españoles, dado que su rechazo a los nacionalismos se limita a los nacionalismos periféricos.

¿El nacionalismo puede ser un valor de la izquierda? Es cuestión de opiniones. Yo creo que no, del mismo modo que creo que la religión es un valor exclusivamente derechista. Pero sí me consta que existen izquierdistas nacionalistas, como también existen religiosos de izquierdas. El problema es que también existen nacionalistas que dicen ser de izquierdas pero que en realidad es dudoso que lo sean, porque su nacionalismo es excluyente, autoritario e incluso a veces imperialista.

¿Qué "propuesta" deberian hacer para pasar a ser considerados de centroizquierda,dando como hecho cierto que la diversión entre "izquierda" y "derecha" en la mayoria de los sistemas parlamentarios actuales es cada vez más difusa?

Creo que el respeto al derecho de autodeterminación de los pueblos es una condición sine qua non para que un nacionalista pueda ser considerado de izquierdas. Se puede ser todo lo nacionalista que uno quiera siempre y cuando respete la existencia del resto de naciones, y el derecho de los pueblos a pertenecer a la nación que estimen oportuna.

No creo que sea demasiado pedir.

Con posterioridad alude a que todo "nacionalismo español contrario al derecho de autodeterminacion de sus pueblos" es de derechas,sin argumentar absolutamente nada más.

¿Qué más he de argumentar? Creo que la negación del derecho de autodeterminación a un pueblo no es un valor de izquierdas.

Le convendría leer,señor Mella,algunas reflexiones del PCE español de los años 30 (fuertemente influenciado por las corrientes ideologicas estalinistas,pero esa es otra historia) acerca de los nacionalismos.

Algo he oído de eso, y tales reflexiones tuvieron como fin evitar separatismos que debilitasen a la izquierda en su lucha contra el fascismo, al menos oficialmente. No estoy de acuerdo con tales tesis, y las considero una simple estrategia estalinista profundamente autoritaria. Hace bien en mencionar a Stalin y su aversión a la autodeterminación de los pueblos. Creo que queda claro que no simpatizo en absoluto con el marxismo, y muchos de sus "tics" deben, en mi opinión, ser superados por una izquierda más humana.

Post Data: Albert Rivera no estuvo nunca afiliado al PP,pese al bulo difundido por El Periódico.

Tiene usted razón, gracias por el apunte. En la Wikipedia consta que "Rivera afirmó haber acudido a la sede del PP a pedir información y asimismo a algunos actos, al igual que participó en otros de Socialistes en Positiu (corriente crítica con el Partit dels Socialistes de Catalunya al que acusa de deriva catalanista) y declaró no haber pagado ninguna cuota, ni haber tenido el carné del PP." Parece, por tanto, que aunque no ha militado nunca en el PP sí que ha estado próximo a él.

En todo caso, la ex militancia o no de Rivera en el PP no excluye que Ciutadans sea un partido españolista. Lo es, como lo demuestra su hostilidad hacia los nacionalismos periféricos. En el momento en que esa hostilidad se convierte en negación del derecho de autodeterminación de pueblos como el vasco o el catalán, Ciutadans convierte su nacionalismo español en excluyente, lo cual es una característica de la derecha española.