11 diciembre 2008

Sobre el comunicado de la Asamblea del TAV

La Asamblea contra el TAV ha hecho público un comunicado a raíz del atentado que ha costado la vida de Ignacio Uría. No estoy en absoluto de acuerdo con los términos en los que se expresa:

* La oposición al TAV debe ser lo más amplia, popular y participativa posible. Las herramientas adecuadas para lograr la paralización de esta infraestructura son la información veraz sobre los impactos del proyecto, la desobediencia civil, la acción directa y la movilización masiva.
Parece desautorizar el asesinato como "herramienta adecuada" para lograr la paralización del TAV, pero sólo implícitamente. Si es así... ¿por qué no lo desautoriza explícitamente? Así no cabría duda alguna de que el asesinato no se encuentra dentro del concepto "acción directa" que menciona la Asamblea.

* No existe violencia comparable a la que ejercen los estados y el capitalismo sobre la naturaleza y los seres humanos en su vida cotidiana. Muertes causadas por guerras, por contaminación, en accidentes laborales, en coches-ataúd; miseria asalariada, paro; cuerpos de policía, cárceles, etc., son sólo algunas de las formas de la violencia, «difusa» o no, que soportamos a diario. Las obras del TAV ya se cobraron la vida de un obrero rumano en Luko el 14 de julio.
Es muy cierto todo esto, pero no es la cuestión a tratar en esta ocasión, sino que se ha asesinado a un hombre, asunto que no es comparable en absoluto a otros como la contaminación o el paro. Ni siquiera a un accidente laboral. Tal ristra de ejemplos de violencia sólo puede tener como fin la minimización del suceso violento sobre el que debe pronunciarse la Asamblea; esto es, el asesinato de Uría.

* Exigimos a ETA que no intervenga en este conflicto. Ello no significa ni mucho menos un respaldo de ningún tipo a la política «antiterrorista» del Estado español sino extender la reflexión sobre los medios legítimos de lucha para detener la imposición del TAV y preservar la autonomía del movimiento de oposición.
Está bien que dejen claro que tal exigencia a ETA no significa de ningún modo un respaldo al Estado, pero creo que al mismo tiempo deberían dejar igual de claro si respaldan o no el atentado de ETA. Sobre todo porque a lo largo del comunicado no llega a quedar claro del todo.

El resto del comunicado insiste una y otra vez en atacar el TAV sin mencionar mucho más el atentado, lo cual me parecería muy bien si no fuese porque lo que muchos esperábamos de este comunicado es una crítica al mismo. Pero parece que la crítica brilla por su ausencia.

En cuanto a los términos en los que se menciona el atentado, me parecen intencionalmente blandos: se utiliza siempre la palabra "muerte" en vez de otras más adecuadas como "asesinato" u "homicidio". No tengo ninguna duda de que no utilizarían esa terminología de ser un manifestante anti TAV el que hubiese sido asesinado a manos de la policía, por ejemplo.

Obviamente yo no exijo que la Asamblea condene a ETA globalmente, ni que condene el uso de la violencia en lo que respecta a la lucha anti TAV (¿es éticamente rechazable el sabotaje contra la maquinaria de las obras? ¿cómo actuar cuando el Estado no escucha el clamor popular?), ni siquiera que "condene" el atentado según las exigencias del PP y del PSOE. Basta con que digan de manera explícita si están a favor o en contra de la utilización del asesinato como herramienta para lograr la paralización del TAV. Si es que sí, que expliquen por qué; si es que no, que lo rechacen de manera adecuada.

Por supuesto, esto no significa que yo esté a favor del TAV (de hecho estoy en contra), de ilegalizar a la Asamblea contra el TAV, de actuar penalmente contra ella, etc. Creo que la opinión de la Asamblea es sólo una opinión, y tiene tanto derecho a manifestarla como yo a discrepar de ella.